25-04-2016 / 15:50 h EFE

La ciudad de Auschwitz quiere ser, junto a Gernika, símbolo de una sociedad de valores, que proyecte en base a la educación su historia "en positivo", según ha sostenido en una entrevista con Efe el alcalde de la ciudad polaca de Oswiecin (más conocida por su nombre en alemán, Auschwitz), Janusz Chwierut.

Chwierut se encuentra de visita en el País Vasco, donde ayer visitó la Casa de Juntas de Gernika, en el marco del proyecto europeo "Parque de la Reconciliación de las Naciones", que llevará un retoño del árbol de Gernika hasta el campo de exterminio nazi.

El joven ejemplar arbóreo no solamente será "un símbolo de la guerra civil y de la destrucción", sino "que representará la democracia y el parlamentarismo", ha sostenido Chwierut.

El nuevo parque, que estará situado entre la ciudad polaca de Oswerein y el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, pretende "conceder un espacio de reflexión y de meditación, ya que ahora mismo no hay ningún lugar que permita descansar después del horror que se ve tras la visita al campo", ha señalado.

Con el tiempo se pretende plantar arboles de otras ciudades también "con trágicos momentos históricos y que estén interesadas en esta proyección positiva tras la tragedia vivida", aunque "para darle importancia a todo el proyecto y darle su tiempo al Árbol de Gernika, se hará poco a poco", ha apuntado.

Con 800 años de historia, Oswiecim -al sur de Cracovia y a pocos kilómetros de la entonces Checoslovaquia- poseía una población de 15.000 habitantes de polacos y judíos cuando llegaron las tropas de Hitler y "empezaron a crear todo este sistema de campos de concentración y de exterminio", ha explicado Chwierut. "Fue terrible", ha manifestado.

No obstante, "posiblemente, el hecho de que hubiese sucedido aquello permite que los ciudadanos de la ciudad sean más conscientes de buscar lo positivo y contrariamente a lo que se puede pensar, la gente tiene muchas más ganas de vivir".

En la ciudad tienen claro que no quieren quedarse únicamente en la tragedia, sino que quieren "desde la reflexión, buscar proyectos y vías de futuro positivas", ha señalado.

El número de visitantes en el campo de concentración de Auschwitz va en aumento año a año. Anualmente "suelen visitarlo alrededor de 400.000 polacos y unos 200.000 ingleses, entre otras nacionalidades" ha apuntado.

El alcalde ha hecho referencia explícita a los alemanes, quienes, según ha sostenido, "deberían visitar más el campo pues fueron ellos quienes causaron esta trágica historia", que no solo es "la historia de Polonia", sino que pertenece "a todo el mundo", ha subrayado.

En cualquier caso, el valor de la experiencia "no nos salva de caer de nuevo en la barbarie", ha dicho.

"Vivimos en un mundo casi seguro, pero peligros puede haber constantemente. Los movimientos extremos que prosperan en Europa, no solo ultraderechistas o ultraizquierdistas, son peligrosos, y nos pueden llevar otra vez a situaciones trágicas", ha sostenido.

El alcalde no tiene miedo, según ha indicado, a que, con cada vez menos supervivientes que puedan dar testimonio vivo de lo ocurrido, la transmisión de la memoria histórica pueda correr el peligro de asociarse a determinados propósitos que desfiguren de alguna manera los hechos.

Para quienes minimizan o niegan el Holocausto, su respuesta es clara: "La gente como Le Pen, que quiere tratar la historia general ubicándola en Auschwitz, es seguramente porque no quieren pensar en su propia historia o en lo que ellos simbolizan".

"Por eso -ha dicho- es muy importante para todos tener un Auschwitz como ejemplo que permita ver la realidad que produce el racismo o la xenofobia.. ", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD