09-02-2016 / 12:20 h EFE

El Hospital Clínico Universitario de Valencia ha alcanzado las mil intervenciones de cirugía de la obesidad, basadas en el by-pass gástrico y, en caso de obesidad extrema, la gastrectomía vertical, ambas por vía laparoscópica, mínimamente invasiva.

Este tipo de intervenciones se inició en el hospital en el año 1994, cuando pocos hospitales del país realizaban esta técnica, entre ellos, el Hospital de Alcoy, según la Conselleria de Sanidad.

Según ha explicado Joaquín Ortega, jefe de Servicio de Cirugía General del Hospital Clínico, empezaron con la gastroplastia vertical anillada, que reducía y anillaba el estómago para dificultar la ingesta de sólidos.

Esta técnica se abandonó posteriormente, y ahora se hace sobre todo el by-pass gástrico y, en caso de obesidades extremas, la gastrectomía vertical.

Este tipo de intervención va dirigida a la obesidad mórbida, es decir, aquella en la cual el exceso de peso supera una cantidad que ya no es recuperable con procedimientos conservadores.

"Hay unos índices que señalan exactamente la obesidad mórbida, como el Índice de Masa Corporal, cuando supera los 40 kg/m2. De una forma fácil, se puede decir que prácticamente siempre hay obesidad mórbida cuando el sobrepeso supera los 40 kg, o duplica lo que sería el peso ideal", aclara Ortega.

Los pacientes que se someten a este tipo de intervenciones han de cumplir unos requisitos, en general los pacientes han de tener entre 18 y 60 años (aunque estos límites se pueden sobrepasar en casos determinados), no tener adicciones, haber realizado ya intentos infructuosos de pérdida de peso con mecanismos conservadores y ser capaces de comprometerse a seguir las pautas de seguimiento postoperatorio marcadas por sus médicos.

El paciente ingresa en la mayoría de casos el mismo día de la intervención y es dado de alta a las 72 horas, después están una o dos semanas con líquidos y posteriormente, un tiempo similar con purés, y aproximadamente al mes, pueden comer de todo y reincorporarse a la vida normal.

La realización de la intervención he evolucionado desde su incorporación al hospital ya que en sus inicios la operación se hacía con cirugía abierta, era larga y tenía un postoperatorio con posibilidad de múltiples complicaciones.

En la actualidad se hace por laparoscopia, una técnica en la que no se abre el abdomen, se realiza en menos de hora y media y se sigue por un equipo multidisciplinar.

Actualmente hay previstas unas mejoras en la infraestructura, con unas estancias especiales para estos enfermos, que permitirán acortar todavía más el proceso y reducir el consumo de recursos, ha explicado.

Cuando el hospital comenzó con esta técnica en la década de los 90, la cirugía no era conocida, había especialistas "que nos miraban con cierta conmiseración, otros eran escépticos y la población la contemplaba con mucho recelo", según el doctor, que añade que solo operaban casos desesperados, con obesidades extremas y graves enfermedades acompañantes.

Hoy en día, los pacientes se operan antes, van mejor preparados, los equipos son más expertos y en consecuencia, los resultados son "espectaculares", con desaparición de las enfermedades vinculadas a la obesidad y la recuperación de índices de masa corporal que se quedan en el sobrepeso o incluso llegan al peso ideal.

El Hospital Clínico realiza actualmente una media de 100 intervenciones anuales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2019
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD