02-10-2015 / 14:41 h EFE

La asociación Ecos do Sur alertó hoy del aumento en los últimos años del número de mujeres inmigrantes muertas como consecuencia de la violencia de género y denunció la falta de recursos adecuados contra la trata con fines de explotación sexual.

Un representante de la citada asociación, Carlos Villares, hizo estas y otras observaciones ante una comisión del Parlamento de Galicia que estudia reforzar las medidas contra la violencia de género.

Villares apuntó que en 2013 hubo 54 mujeres muertas por violencia de género en España, de las cuales 13 extranjeras; en 2014 hubo otras 54 víctimas mortales, de las cuales 18 extranjeras, y desde principios de este año hay 30 fallecidas, de ellas 15 no españolas.

Apuntó que eso pone en evidencia que las extranjeras son un "colectivo especialmente vulnerable" a la violencia de género por su "aislamiento" ante el "choque cultural" que afrontan, con "carencia de redes sociales", y agregó que a las dificultades económicas o lingüísticas, hay que añadir las "trabas administrativas para su residencia" e integración social.

Además, el representante de la citada asociación surgida en 1991 en A Coruña y que en los últimos años se ha dedicado a ayudar a ese colectivo, criticó el sistema de "reagrupación familiar" que genera a las mujeres una situación de "dependencia de su pareja" que no contribuye a frenar los problemas de violencia de género.

Villares sugirió a los diputados del Parlamento de Galicia adoptar medidas de "sensibilización de la población, especialmente en el ámbito de la educación", además de fomentar mecanismos para proporcionar una "información adecuada dirigida a las especificidades culturales" de las mujeres extranjeras.

Además, pidió cursos de "formación continua para los agentes implicados", especialmente de los diversos cuerpos policiales y en particular en el ámbito rural donde "muy poca sensibilidad, aunque también para asistentes sociales, abogados, psicólogos, forenses y funcionarios de la Administración.

Advirtió de que en lugar de defender los derechos de mujeres que sufren violencia de género, hay una tendencia de algunos cuerpos, especialmente policiales, a "amenazar mucho con la expulsión" de territorio español, lo que empeora la situación.

Villares reclamó un "refuerzo de los recursos asistenciales" para mujeres extranjeras maltratadas por sus parejas y advirtió de que tienen en general problemas para ocupar un alojamiento en centros de acogida cuando tienen hijos adolescentes.

Destacó, además, que muchas mujeres víctimas de la violencia de género de nacionalidad rumana "no denuncian por miedo a no estar protegidas", ya que señaló que si bien pueden conseguir ayuda para alejar al agresor, "no puede protegerlas de los familiares" de este, y tampoco de posibles represalias en caso de regresar a su país.

Por último, advirtió de la necesidad de protocolos más adecuados contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual que constituye todavía una "esclavitud en el siglo XXI", ya que "es una problema de violencia de género y de derechos humanos".

Destacó que "siguen faltando" mecanismos de ayuda efectiva a las mujeres víctimas de la trata para facilitarles "autonomía", tales como una vivienda y perspectivas profesionales, además de ayudas económicas a las que no tienen acceso si son extrajeras no comunitarias debido a problemas burocráticos.

Villares alertó de que hay "casos crecientes" de ese tipo de trata de menores y precisó el caso de dos adolescentes de nacionalidad rumana detectadas "en mes y medio".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD