18-04-2011 / 11:00 h EFE

Así se desprende del estudio elaborado por la Unidad de Diagnóstico y Tratamiento del Ronquido y Apneas del Sueño de la Clínica Odontológica de la Fundación Josep Finestres en el Campus de la Salud de Bellvitge de la Universitat de Barcelona (UB), que lidera la doctora Maribel Pascual y que trabaja en esta materia desde 2009.

Pascual ha destacado la "mejora de la calidad de vida" del paciente que pasa de utilizar el aparato tradicional hasta ahora, de la medida de un ordenador portátil, al nuevo Dispositivo de Avance Mandibular (DAM), de la medida de los que se utilizan para la ortodoncia.

"Es más fácil de transportar y más cómodo dormir con él", ha apuntado Pascual.

Más de siete millones de personas en España pueden desarrollar el síndrome de apneas e hipoapneas del sueño (SAHS), una patología causada por la obstrucción de la entrada del aire en las vías aéreas durante el sueño.

"Se ha convertido en un problema de salud pública porque la pueden sufrir personas que estén al volante de un vehículo", ha dicho la doctora Pascual, que ha apuntado que los problemas en la escuela de niños o adolescentes también podrían deberse, en algunos casos, a problemas derivados del sueño.

Los pacientes con SAHS tienen entre siete y ocho veces más riesgo de padecer accidentes laborales y de tráfico que la población general, según la investigadora, que apunta el sobrepeso, el consumo de alcohol, el tabaquismo, la polimedicación, la obstrucción nasal, la menopausia y los hábitos no saludables como factores de riesgo.

Más de dos millones de personas en España presentan un cuadro de SAHS que requeriría tratamiento aunque actualmente únicamente el 5 por ciento está diagnosticado.

Maribel Pascual ha explicado que "el diagnóstico y tratamiento de SAHS está generando una gran demanda sanitaria, social y económica" y ha añadido que "como odontólogos podemos aportar una nueva visión terapéutica para abordar una sintomatología compleja, que se puede manifestar en el aparato respiratorio y tratarse desde la cavidad bucal".

En el caso del SAHS, el hecho de no tratar a tiempo esta patología resulta dos o tres veces más caro que tratarla precozmente.

Para que un paciente sepa si es candidato a someterse al tratamiento con DAM es necesario, en primer lugar, que esté correctamente diagnosticado. Algunos pacientes llegan derivados de unidades del sueño de hospitales catalanes pero otros llegan por iniciativa propia.

"Realizamos una serie de pruebas (que tienen un coste de entre 30 y 60 euros) para saber si esa persona es candidata a usar el sistema. Si lo es, debe someterse a más pruebas para poder hacer un estudio exhaustivo y personalizado para que el DAM de el mejor resultado posible", ha explicado la doctora Pascual, que recuerda que "el nuevo sistema, al igual que el tradicional, no cura el problema pero mejora sustancialmente la calidad de vida de los pacientes".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD