17-12-2020 / 13:10 h EFE

La muerte de Ana Orantes, asesinada por su marido días después de aparecer en televisión narrando cuatro décadas de maltrato, contribuyó a la concienciación de la sociedad y a que la violencia de género saliera del ámbito privado. 23 años después de su asesinato, políticas y organizaciones recuerdan y honran su valentía.

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha asegurado que "su memoria, como la de otras víctimas de violencia de género y violencia sexual, inspiran las políticas públicas en defensa de la libertad de las mujeres y contra todas las formas de violencias machistas".

"El 4 de diciembre de 1997 Ana Orantes explicó en televisión que había sido víctima de violencia de género durante 40 años. Nombró la violencia que sufren muchas mujeres en España, convirtiéndola en un problema público y social. Trece días después, su marido la asesinó", ha rememorado la Delegación, que ha prometido trabajar "sin descanso" para no llegar tarde a ninguna víctima más.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reiterado en Twitter que el asesinato machista de Ana Orantes marcó un antes y un después en la lucha contra la violencia de género en España: "El brutal crimen cambió el discurso en la sociedad sobre el machismo criminal, pero todavía queda mucho por hacer", ha escrito en la red social.

Desde el PSOE han aseverado que la historia de esta granadina conmocionó a la sociedad y consiguió sacar la violencia machista del ámbito doméstico.

También han querido recordar a Ana Orantes las presidentas de las comisiones de Igualdad y de seguimiento y evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género del Congreso de los Diputados, las socialistas Pilar Cancela y Beatriz Micaela Carrillo.

Cancela ha insistido en "cuánto le debemos" a Orantes: la visibilización, trasladar al ámbito público algo que era invisible y considerado privado; algo por lo que pagó un precio "infinitamente alto".

"Ana Orantes, cuyo asesinato atroz hizo que España cambiara las leyes. Al contar su historia, Ana tenía la esperanza de que otras víctimas de violencia de género encontraran consuelo en saber que no estaban solas. Inspiró a la gente a salir a la calle. ¡No te olvidaremos! Seguiremos", ha escrito Carrillo en Twitter.

Diferentes organizaciones se han sumado al recuerdo de esta víctima. Es el caso de Amnistía Internacional, que ha subrayado que su valentía es inspiradora y da fuerzas para seguir luchando contra la violencia de género.

Por su parte, la Federación de Mujeres Progresistas ha reconocido que el asesinato de Orantes fue el germen de la ley contra la violencia de género.

El pasado 4 de diciembre, cuando se cumplían 23 años del testimonio de Ana Orantes en Canal Sur, la ministra de Igualdad, Irene Montero, enfatizó cómo éste "abrió el camino de las políticas públicas para luchar contra la violencia machista que muchas mujeres vivían y viven en invisibilidad y silencio".

Ese mismo día, Unidas Podemos incidió en que su testimonio "marcó un antes y un después en nuestro país", pero matizó que "a pesar de todo lo conseguido desde entonces, aún queda mucho trabajo por hacer y muchas Anas que proteger".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD