14-12-2020 / 13:31 h EFE

El Gobierno de La Rioja ha puesto en marcha este lunes una campaña para reducir el uso de plásticos mediante la concienciación de disminuir el consumo de bolsas de plástico y de envases de un solo uso para minimizar los residuos.

La Dirección General de Calidad Ambiental y Recursos Hídricos ha analizado los retos medioambientales a los que se enfrenta La Rioja y plantea, entre sus políticas de acción, la necesaria adaptación a una economía verde y circular, ha precisado el Gobierno regional en una nota.

De esta forma, el Ejecutivo riojano se ajusta a las normas establecidas por la Unión Europea que prohibirán, a partir del 1 de enero de 2021, la entrega de bolsas de plástico ligeras (menos de 50 micras de espesor) y muy ligeras (menos de 15 micras) al consumidor en los puntos de venta, excepto si son de plástico compostable.

Asimismo, se prohibirá, a partir del 3 de julio de 2021, la introducción en el mercado de productos de plástico de un solo uso como bastoncillos, cubiertos y platos de plástico, pajitas, agitadores de bebidas, palitos de plástico para sostener globos y recipientes para alimentos y bebidas fabricados con poliestireno expandido.

La campaña está dirigida a la sociedad riojana en general ya que el uso de bolsas de plástico se extiende a todas las franjas de edad, y al comercio local y grandes superficies que utilizan las bolsas en sus compras.

También se enfoca a los ayuntamientos y a las entidades ciudadanas que pueden ejercer un papel fundamental en la difusión de alternativas al uso de las bolsas de plástico.

Según datos del Ejecutivo regional, solo las bolsas de plástico suponen 500.000 millones al año en todo el mundo y cada ciudadano consume anualmente cerca de 150 bolsas.

Con esta propuesta, el Gobierno de La Rioja pretende sensibilizar acerca de la reducción del consumo de bolsas de plástico ligeras y fomentar el uso de bolsas de plástico compostables, bolsas de papel, reutilizables de tela o rafia, o cualquier otra solución que no derive en un incremento de la generación de residuos de envases.

Asimismo, la campaña aspira a concienciar sobre las consecuencias nocivas del plástico para la biodiversidad que progresivamente va en aumento, por ejemplo, en 1950 se producían 1,5 millones de toneladas de plástico al año, frente a los 322 millones de toneladas en 2015, un 40 por ciento de ellas de embalajes.

La degradación de algunos envases, especialmente los plásticos, tarda más de 400 años, tiempo durante el que su descomposición afecta seriamente al medio ambiente.

Los plásticos también suponen una amenaza para los ecosistemas acuáticos a nivel mundial ya que se estima que representan más del 80 por ciento de la basura marina y se considera que la contaminación por plásticos en los mares se ha multiplicado por diez desde 1980, problemas globales ante los cuales las administraciones toman medidas para proponer soluciones urgentes.

El Gobierno de La Rioja pone a disposición de los ciudadanos una web donde se puede consultar la información sobre los objetivos, el calendario que marca la directiva europea, las alternativas al uso de bolsas de plástico, así como las consecuencias nocivas del uso del plástico para la biodiversidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD