17-11-2020 / 17:52 h EFE

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, ha negado este martes que la Junta haya suprimido el servicio de traslado de personas mayores a sus consultas médicas para hacer el seguimiento de sus patologías.

Así lo ha asegurado la consejera en la sesión plenaria acusada de haber llevado a cabo, junto la Consejería de Sanidad, la supresión de este servicio, también denunciado por el sindicato UGT, como ha recordado en la Cámara autonómica la procuradora socialista Nuria Rubio.

"No es verdad", ha subrayado la consejera ante esta acusación, al tiempo que ha argumentado que lo único que se ha ordenado es la "planificación" del transporte terrestre no programado, para que este se canalice de forma "responsable". "¿Dónde dice que se suprima?, solo dice que se regule y reorganice para optimizar los recursos", ha insistido Blanco.

Así ha respondido la consejera a las críticas de la procuradora socialista Nuria Rubio, quien ha lamentado la "falta de coordinación" que existe en la Junta ya que, "un día se ordena la supresión de las visitas a las residencias y al poco se suprime el servicio del traslado en ambulancia de las personas mayores a sus centros de salud para que sean sus familiares los que tengan que trasladaros", ha expuesto.

Por su parte, la viceportavoz de los socialistas en las Cortes, Virginia Barcones, también ha acusado a la Junta de estar destinando el dinero de la Junta a campañas publicitarias para "lavar su imagen" antes que a las necesidades a las que apremia la covid.

Así, Barcones ha denunciado cómo se ha impuesto a los ayuntamientos y diputaciones de la Comunidad la financiación de una campaña de publicidad de la Junta para así acceder a las transferencias del Ejecutivo autonómico. Unas campañas publicitarias que también se extienden, como ha ahondado la socialista, a la Consejería de Cultura y Turismo, que ha priorizado el pago de 1,3 millones de euros para una campaña publicitaria por encima de las ayudas al sector que "siguen sin llegar", ha expuesto.

Ante estas nuevas críticas, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha enumerado las seis líneas prioritarias sobre las que trabaja la Junta en los presupuestos de 2021, que centrarán sus esfuerzos en las necesidades sanitarias y económicas provocadas por la pandemia, a sostener los servicios públicos y a priorizar las ayudas a los colectivos más afectados en conformidad a los acuerdos del Diálogo Social.

Por ello, el titular de Economía y Hacienda ha expuesto cómo mientras la Junta ultima las necesidades para sus Cuentas, el Gobierno de España se dedica a "pactar con Bildu y ERC e impulsar un proyecto de ley que dicta que el castellano deje de ser lengua vehicular".

Finalmente, Fernández Carriedo ha instado a los socialistas de la Comunidad a dejar de "aplaudir las políticas del Gobierno de España" y a que se pongan a trabajar en las enmiendas a incluir en unos Presupuestos Generales del Estado que son "malos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD