10-11-2020 / 21:29 h EFE

El español Domènec Torrent, que asumió el cargo de entrenador del Flamengo, el equipo más popular y vigente campeón de Brasil, hace 99 días, cuando fue presentado como el prometedor alumno de Pep Guardiola, fue despedido el lunes al no resistir la presión tras dos goleadas seguidas.

Pese a que el club de Río de Janeiro contrató a Torrent con una elevada cláusula de rescisión (dos millones de euros) debido a que quería dar inicio a un proyecto a largo plazo, el técnico catalán no resistió las dos humillantes goleadas que el equipo con la nómina más cara y destacada de Brasil encajó en ocho días.

De nada sirvió el bagaje del entrenador español de 58 años, que sumó 15 victorias, 5 empates y 6 derrotas en 26 partidos al frente del Flamengo, ni la cómoda situación en los tres torneos que disputa. Es tercero en la clasificación del Campeonato Brasileño, se clasificó a cuartos de final de la Copa do Brasil y avanzó a octavos de la Libertadores.

También consiguió mantener buenos resultados con un equipo que llegó a sufrir más de una veintena de bajas por contagio de coronavirus (hasta Torrent tuvo que apartarse dos semanas tras dar positivo de covid) y cuyos principales titulares se han turnado en la enfermería por lesiones y han perdido partidos importantes por estar concentrados con sus respectivas selecciones.

Pero Torrent ya llegó con una gran desventaja a uno de los clubes con la hinchada más exigente de Brasil: su permanente comparación con el portugués Jorge Jesús.

En los escasos trece meses que estuvo al frente del Flamengo, el técnico luso, que abandonó el club de Río de Janeiro para asumir el comando del Benfica, conquistó seis títulos, incluyendo el Campeonato Brasileño, la Copa Libertadores y la Recopa Sudamericana.

El español comenzó a ser blanco de críticas a escasos veinte días de asumir el cargo de entrenador cuando el Flamengo cayó por 5-0 en su visita al Independiente del Valle ecuatoriano en Quito, en la fase de grupos de la Libertadores, la mayor goleada sufrida por el famoso equipo brasileño en su historia en el torneo continental.

Pero el puntillazo fueron las dos derrotas seguidas en el Campeonato Brasileño que impidieron que el Flamengo asumiera el liderato y reforzara su favoritismo para ganar el título que ya conquistó en diciembre pasado.

Primero el 1-4 que encajó en el estadio Maracaná el 1 de noviembre pasado frente al Sao Paulo y después la derrota por 4-0 del pasado domingo en su visita al Atlético Mineiro del entrenador argentino Jorge Sampaoli.

EL SEGUNDO EQUIPO QUE MÁS GOLES HA ENCAJADO EN LA LIGA

Otro factor que pesó fue la fragilidad de la defensa del Flamengo bajo su comando pese a contar en la zaga con jugadores como el internacional chileno Mauricio Isla, el mundialista brasileño Filipe Luis y el central Rodrigo Caio, uno de los convocados por Brasil este año para las eliminatorias mundialistas.

Bajo la dirección de Torrent, el Flamengo anotó 46 goles pero encajó 38. En el Campeonato Brasileño tiene 33 goles a favor y 29 en contra, lo que lo convierte en el segundo que más ha encajado en la Liga este año por delante tan sólo del colista Goiás (33 contra).

"En el Flamengo hay que ganar, ganar o ganar. Porque el Flamengo es de los grandes clubes del mundo. Entonces estamos preparados y listos para ganar títulos con un juego bonito", aseguró Torrent el 3 de agosto pasado, tras dirigir el primer entrenamiento y pocas horas después de desembarcar en Río de Janeiro.

Pero dejó de cumplir su promesa, ya en el primer partido, al caer por 0-1 en el Maracaná ante el mismo Atlético Mineiro que lo goleó el domingo. Y repitió en el segundo, en el que perdió por 3-0 (la primera goleada encajada) ante el modesto Goiás.

La presión por los resultados terminó costándole el cargo a un Torrent que, tras la goleada sufrida en Quito, consiguió una serie de doce partidos invicto, incluidas 9 victorias y 3 empates, que permitieron al Flamengo situarse entre los primeros de la Liga y avanzar en la Copa Libertadores y la Copa do Brasil.

La goleada del domingo dejó sin argumentos al vicepresidente del Flamengo, Marcos Braz, responsable de su contratación y uno de los pocos en la dirección del club que aún lo defendía.

Sin Braz para defenderlo, lo único que mantuvo algunas horas al entrenador español en su cargo fue la cláusula de rescisión de su contrato de 2 millones de euros, que el presidente del Flamengo, Rodolfo Landim, finalmente aceptó pagar luego de escuchar las declaraciones que Torrent concedió a la prensa tras la goleada.

"Tuvimos suerte porque pese a sufrir ocho goles en dos partidos estamos a un solo punto del líder", afirmó Torrent. Unas palabras a las que, en parte, se atribuye su salida.

En el mensaje que publicó para despedirse, el español mostró su agradecimiento a hinchas, médicos, jugadores y preparadores del club, pero tan sólo citó a Braz entre los dirigentes.

La salida de Torrent era tan inminente y esperada que el Flamengo tan sólo necesitó un día para anunciar la contratación del exportero Rogério Ceni como su sustituto.

Ceni, con pocos años con experiencia como entrenador, era hasta el lunes el técnico del modesto Fortaleza y firmó un contrato para comandar el Flamengo hasta diciembre de 2021.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD