09-11-2020 / 14:11 h EFE

La capital ha vivido este lunes la festividad de la Virgen de la Almudena en un contexto denodadamente marcado por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a modificar el programa de celebraciones y ha estado muy presente en las peticiones y ruegos dirigidos a la patrona.

El acto central de los festejos, la misa dedicada a la Virgen, ha tenido que abandonar su ubicación habitual en la Plaza Mayor y desplazarse a la catedral, donde 350 personas -de las que unas 150 eran autoridades y el resto fieles que han logrado acceder tras aguardar una larga cola- han presenciado la ceremonia.

A la misa ha asistido una nutrida representación de las instituciones y partidos políticos madrileños, aunque con una notable ausencia: la de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que ha causado baja de última hora tras haber dado positivo en covid-19 una persona de su entorno.

Ayuso ha dado negativo en la prueba que se ha realizado este lunes pero se encuentra de "cuarentena domiciliaria preventiva" en su domicilio por ser "contacto estrecho" de un colaborador que ha resultado positivo en coronavirus.

Durante la ceremonia, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha renovado el tradicional Voto de la Villa ante la patrona, a la que ha implorado, como se ha hecho "generación tras generación", auxilio para afrontar los "tiempos difíciles" que vive la ciudad.

"Los madrileños volvemos nuestros ojos y nuestros ruegos a vos, nuestra patrona y protectora, fiando en vuestra misericordia, como hicieron nuestros antepasados, para imploraros que nos ayudéis a luchar contra la plaga de nuestro tiempo y que protejáis especialmente a los más débiles y a los más desfavorecidos", ha proclamado el regidor.

Almeida ha pedido a la Virgen protección para los trabajadores de servicios esenciales, iluminación para la inteligencia de los científicos que buscan la vacuna, inspiración para empresarios y gobernantes y que infunda a todos los ciudadanos "esperanza", "fortaleza" y "sentido de la responsabilidad".

A continuación, el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, ha pronunciado una homilía en la que ha subrayado que superar la pandemia del coronavirus pasa por "encontrar la cura", pero también por "combatir la injusticia social y la marginación".

"Hoy hay sufrimiento en Madrid por las numerosas muertes en este tiempo, así como por la crisis económica y social", ha reconocido Osoro, quien ha recalcado que ante esta situación "hay una elección que no puede faltar: la opción preferencial por los pobres, que no es una opción política ni ideológica, ni de partidos, sino que es la opción que está en el centro del Evangelio".

El coronavirus, ha indicado el cardenal, "ha encontrado en su camino devastador grandes desigualdades y discriminación, y las ha incrementado", al tiempo que ha exacerbado nuestra cultura "del descarte, individualista y agresiva, que transforma al ser humano en un bien de consumo".

"Dios mira al hombre de otra manera: nos ha creado como personas amadas y capaces de amar", ha dicho Osoro, quien ha pedido para los madrileños "confianza para prestar la vida, compromiso por salir a encontrarnos con todos los hombres y muy especialmente con quienes más lo necesitan, y valentía y pasión por vivir sintiéndonos hijos y hermanos", ha pronunciado el arzobispo.

Finalizada la Eucaristía, y dada la imposibilidad de sacar la imagen de la Virgen en procesión por la situación sanitaria, esta se ha sacado a la puerta principal del templo, donde se ha celebrado un breve acto en su honor.

Según indica la Archidiócesis, la imagen viste este año un manto del siglo XVII brocado de oro en seda verde y bordado con flores de colores; también lleva una nueva corona realizada en Perú, así como el bastón del alcalde de Madrid y medallas de oro y brillantes de la ciudad.

La imagen de la Virgen permanecerá en la puerta principal de la catedral durante todo el día para recibir el cariño de todos los madrileños.

Aunque este lunes no es día de precepto, sí es de solemnidad en Madrid, por lo que desde la Archidiócesis se invita a los fieles a asistir a misa.

Para facilitar el culto, durante el resto del lunes habrá misas con aforo limitado tanto en la catedral (a las 17.00, 18.00, 19.00 y 20.00 horas) y en la cripta de la Almudena (17.30, 18.30 y 19.30 horas).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD