06-11-2020 / 18:30 h EFE

Un avión de vigilancia marítima de la Guardia Civil enviado a Mauritania para reforzar el control de la emigración ha localizado un primer barco con 50 emigrantes a bordo, según señaló hoy en un comunicado la Embajada de España en Nuakchot.

La embarcación había salido desde Nuakchot y navegaba hacia Canarias, ya lejos de la costa, según el comunicado, que no revela la nacionalidad de sus ocupantes.

Fue el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien este viernes explicó en Las Palmas de Gran Canaria que este avión, modelo C-235, basado en Nuakchot, ha sido enviado para efectuar patrullas diarias, llevando a bordo a personal del Ejército del Aire mauritano en contacto con los guardacostas.

El objetivo de estas patrullas es localizar rápidamente las embarcaciones con emigrantes a bordo para comunicarlo a los guardacostas y que sean ellos quienes los remolquen hasta la costa más cercana.

En las últimas semanas, las aguas de Mauritania han vivido una gran actividad de pateras y cayucos, en su mayoría salidos desde Senegal y con destino a Canarias.

En lo que va de año, 12.743 personas han llegado a Canarias en distintas embarcaciones de forma irregular, lo que sitúa este año como el segundo ejercicio con más llegadas al archipiélago, tras 2006, cuando se vivió la llamada "crisis de los cayucos".

Desde aquel año, España tiene destacados agentes de la Policía Nacional y la Guarcia Civil para apoyar a sus pares mauritanos -Policía y Gendarmería- en la vigilancia de las costas, estando basados en la localidad de Nuadibú, extremo norte de Mauritania y donde se ha localizado tradicionalmente el punto de salida de los cayucos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD