27-10-2020 / 19:31 h EFE

La Consejería de Desarrollo Sostenible sacará en las próximas semanas a información pública la nueva Orden que revisa el Plan Regional del Uso Ilegal de Venenos en el medio natural, con el objetivo de actualizar sus contenidos especialmente en lo referente a la normativa en materia de conservación de especies y relativa a la actividad cinegética.

También en lo que se refiere a la evolución sufrida en la utilización del veneno, la propia organización de la Administración en sus recursos, tanto personales como de infraestructuras, para adecuar las medidas y acciones a este contexto y la necesidad de ampliar la divulgación y educación a los sectores afectados en esta materia, ha informado la Junta en un comunicado.

Como ha explicado el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, la actual Orden, que es del año 2005, requería una revisión importante tras 15 años tras la aprobación del Plan, para actualizar los contenidos del Plan, con importantes novedades ya que la situación en relación con el uso del veneno ha cambiado sustancialmente”.

Así, el Plan regularizará la existencia de las unidades especializadas de lucha contra el uso ilegal del veneno instauradas en el Cuerpo de Agentes Medioambientales y les otorga funciones de formación, difusión, divulgación y educación en esta materia.

Además, conforma y reglamenta el funcionamiento de la Unidad Canina Regional (con sede actual en Albacete) y el proyecto de ampliación de sus sedes en Toledo y Ciudad Real, por el momento.

Marchán ha indicado que, en 2005, Castilla-La Mancha fue una de las regiones pioneras en instaurar procedimientos y protocolos para erradicar la lacra que supone esta práctica para muchas especies predadoras silvestres y amenazadas del país.

“Hasta ahora ha sido muy importante la labor realizada en la materia por el cuerpo de Agentes Medioambientales tanto por las medidas adoptadas de vigilancia, inspección y persecución del delito, como la colaboración con los sectores que intervienen directamente en el aprovechamiento, gestión y protección del medio natural”, ha remarcado.

Y ha agregado que, por ello, a partir de ahora va a ser fundamental las nuevas funciones que tendrá el Cuerpo en la formación, difusión, divulgación y educación en esta materia en todo el territorio regional, de los sectores agrarios (agrícola y ganadero) y también cinegético, en la utilización de productos plaguicidas y otros venenos que tienen afecciones en la fauna silvestre, pues, como ha señalado, “el veneno es un método masivo y no selectivo, que puede afectar a muchos animales que no sean los que producen el daño y también a las personas, y por ello debe tratarse con absoluta cautela y precaución”.

Una vez que el primer borrador de la orden ha sido sometido al informe del Consejo Asesor de Medio Ambiente y Consejo Regional de Caza, con las aportaciones que se han recibido, se ha mejorado el documento y saldrá próximamente a información pública previo a su aprobación, ha puntualizado el viceconsejero, que ha felicitado y puesto en valor el trabajo de los agentes medioambientales que han participado la pasada semana en la actuación llevada a cabo en dos fincas del municipio toledano de Calera y Chozas, con el apoyo de la Unidad Canina Regional de uso contra el veneno donde se localizaron cebos envenenados y varios ejemplares de fauna afectados.

Según el informe realizado por el Cuerpo de Agentes Medio Ambientales del Gobierno de Castilla-La Mancha, el pasado 14 de octubre, tras el aviso de un ciudadano que había encontrado en el medio natural varios ejemplares de buitres muertos, se activó el protocolo del Plan Regional de Lucha contra el Veneno y se programó una inspección exhaustiva de la zona en la que se localizaron varios cadáveres de fauna y un posible cebo envenenado.

En una segunda inspección, en la que se movilizaron 10 agentes medioambientales junto con los perros especializados, se detectaron más cadáveres de animales y 15 cebos de carne de pollo que presentaban indicios de presencia de veneno, los cuales fueron recogidos conforme a los protocolos establecidos y remitidos al Centro de Estudio de Rapaces Ibéricas (CERI) para su análisis.

En total, se han localizado dos cadáveres de buitre negro, dos de buitre leonado, tres de aguilucho lagunero, tres de zorro, uno de cigüeña blanca, uno de garcilla bueyera y uno de perro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD