13-10-2020 / 20:30 h EFE

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, ha destacado este martes que, en virtud del acuerdo alcanzado en septiembre en la Comisión Mixta del Concierto Económico, las Diputaciones Forales "tendrán capacidad de déficit y deuda propia de forma permanente", lo que supone "un antes y un después" en el reconocimiento de la arquitectura institucional vasca.

Azpiazu ha clausurado esta tarde en Bilbao unas jornadas financieras organizadas por Deusto Business School con un discurso en el que ha repasado la "delicada" situación económica que se vive como consecuencia de la crisis del coronavirus, ha reiterado que los presupuestos vascos para 2021 serán "valientes" y sin recortes, y se ha referido a las fuentes de ingresos para elaborar las cuentas públicas.

En cuanto a esas fuentes de ingresos, ha subrayado la importancia de los acuerdos logrados en la última Comisión Mixta del Concierto Económico, en los que "por primera vez se reconoció a las Diputaciones Forales una capacidad de endeudamiento propia y permanente", lo que constituye "un hito en la historia del Concierto" vasco.

El consejero ha resaltado que "mientras la excepcionalidad marca unas medidas coyunturales en el Estado Español", las diputaciones vascas "tendrán capacidad de déficit y deuda propia de forma permanente".

"De manera expresa se ha reconocido que las Diputaciones Forales tienen la potestad tributaria en los Territorios Históricos y soportan de forma inmediata, al igual que el Gobierno Vasco, una caída de ingresos como la que ha supuesto la generada por la Covid-19, no siendo consideradas entidades locales", ha agregado.

"El valor del acuerdo es enorme, porque sienta un precedente. Es un antes y un después al reconocer la arquitectura institucional vasca", ha puesto de relieve.

El consejero de Economía y Hacienda ha puntualizado que la suspensión de las reglas fiscales en Europa durante dos años "no implica que no deba de haber responsabilidad fiscal", por lo que el Ejecutivo vasco "va a seguir manteniendo una actitud cautelosa y prudente en lo relativo a las cuentas públicas".

Azpiazu ha recordado que el jueves se reunirá el Consejo Vasco de Finanzas, en el que participan el Gobierno Vasco y las Diputaciones, para saber de qué recursos se disponen vía recaudación fiscal, es decir, la cuantía de las aportaciones de las instituciones forales Gobierno Vasco, fundamentales a la hora de elaborar los presupuestos del Ejecutivo.

Sobre esos presupuestos para 2021, "marcados por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas", el consejero ha remarcado el "intenso reto" que suponen para el Gobierno Vasco, y ha reiterado que "van a ser unos presupuestos valientes", porque son los de "la reconstrucción y de la transformación económica y social", y que "no van a contemplar recortes en las políticas públicas".

"Vamos a concebir esta crisis -ha afirmado el consejero de Economía- como un momento de oportunidad para abordar los retos de la transformación energético-ecológica, la transformación digital y la necesidad de reforzar la resiliencia de nuestro estado de bienestar para mitigar las desigualdades que toda crisis genera".

Ha recordado que el próximo 15 de diciembre el Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de presupuestos y el 18 se entregará en el Parlamento Vasco.

Sobre las previsiones económicas, el consejero ha recordado que las previsiones del Gobierno vasco contemplan una caída del PIB en 2020 del 10,1%, y una "intensa recuperación" en 2021, del 8,9%. "Previsiblemente no retornaremos al nivel de crecimiento conseguido en 2019 antes de 2022", ha estimado.

"Son momentos en los que necesitamos más que nunca una colaboración real y profunda entre los diferentes agentes económicos, sociales e institucionales", ha remarcado Azpiazu.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD