09-10-2020 / 19:08 h EFE

El grupo escultórico "Niños con peces" ha sido recolocado en su lugar habitual en la Plaza del Pilar tras su restauración, pero no volverá a ser una fuente, pues el agua de Zaragoza es una de las responsables de la corrosión que ha dañado la escultura.

La colocación ha sido llevada a cabo por la Unidad de Patrimonio del servicio de Cultura del Ayuntamiento junto con las Brigadas Municipales de Canteros, a quienes la vicealcaldesa, Sara Fernández, ha agradecido su labor a la hora de restaurar y proteger una escultura que es "parte imprescindible" en la memoria de los zaragozanos desde 1979.

Fernández ha añadido que el Gobierno municipal tiene como una de sus prioridades el mantenimiento, recuperación y restauración "poco a poco" de todo el patrimonio de la ciudad, que es "muy abundante".

La restauradora Pilar Pérez ha explicado que, en primer lugar, se realizó un estudio previo, así como analíticas químicas del bronce de la escultura para identificar productos de corrosión y hacer un diagnóstico del estado de conservación.

A partir de ahí, se procedió a limpiar la obra de la suciedad habitual que se encuentra en los monumentos situados en la vía pública -excrementos de paloma, chicles, carbonato cálcico, etc.-.

En cuanto a los tratamientos, ha recibido, por un lado, un tratamiento con un producto inhibidor, para impedir que la corrosión vaya a más, y otro de protección a base de una resina especial, estable y químicamente inerte que actúe como barrera para que no se siga corroyendo el bronce de la escultura.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD