18-09-2020 / 13:30 h EFE

Los grupos de rescate de montaña de la Guardia Civil y de los Bomberos que operan en Mallorca han reducido la actividad como consecuencia de la caída registrada por el turismo internacional a causa de la pandemia.

El desplome de visitantes que ha catapultado el desempleo en la isla también ha hecho que los rescates por parte de los profesionales sea en la actualidad algo ocasional, y ha minado la actividad de las empresas dedicadas a los deportes de aventura.

Según fuentes de la Guardia Civil, el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) en septiembre del año pasado ya se habían realizado un centenar de rescates. Este año, por estas fechas, han efectuado 45 misiones.

La razón es la falta de turismo extranjero. "Este año el 80 % de las personas que estamos rescatando son españolas, cuando normalmente, el 60 % de los rescates del GREIM en Mallorca son extranjeros", indica el cabo primero del GREIM, Jacobo Soteras.

En un año corriente la media mensual de rescates es de entre 10 y 15 pero, en cambio este azotado por la pandemia, la media ha bajado y se encuentra en entre cinco y siete rescates al mes.

De acuerdo a la Guardia Civil, la unidad del GREIM de Mallorca es, desde hace una década, la que más rescates contabiliza en toda España, superando, por ejemplo, a otras unidades de zonas del pirineo Aragonés muy concurridas como Benasque.

Pero este año, con el virus, las cifras han cambiado mucho. En Mallorca, en lo que llevamos de año se han realizado 45 rescates, en cambio en Benasque llevan 78, según datos facilitados por la Guardia Civil.

Otro equipo de rescate en la isla es el de los Bomberos, que aseguran que entre los meses de confinamiento de abril y mayo realizaron muchos menos rescates. Comparativamente, en abril de 2019 se realizaron 32 rescates y en 2020, tan solo uno. En mayo de 2019 efectuaron 14 misiones y en 2020, unicamente cinco.

En los meses de post confinamiento (junio, julio y agosto), los rescates también descendieron o se mantuvieron. En junio de 2019 fueron 21 rescates, en 2020, once. En julio se pasó de 22 rescates el año pasado a 16 en 2020. Y en agosto, la cifra se ha mantenido igual, con 17 rescates en total.

Los Bomberos de Mallorca coinciden con la Guardia Civil en decir que han rescatado a más nacionales que extranjeros.

Según Pedro Ladaira, jefe del servicio de Bomberos de Mallorca, las zonas dónde se realizan más rescates son, "la Serra de Tramuntana, zonas cercanas a las calas de Manacor y de Felanix, y sobre todo zonas donde la gente hace escalada o psicobloc".

La caída brusca del turismo también ha afectado a las empresas de deportes de aventura de la isla. Estas aumentan mucho su facturación de marzo a octubre por la llegada de turismo internacional a la isla, sobre todo de alemanes, ingleses y nórdicos. Este año su productividad ha bajado notablemente, según fuentes del sector.

Una de las empresas afectadas ha sido Més Aventura, aseguran que han notado una bajada del 43% de su actividad entre junio y agosto respecto al año pasado.

Toni Rotger, guía y coordinador de la empresa Més Aventura, explica que se han podido mantener con las actividades que han hecho residentes en la isla, "lo que nos ha salvado es la gente de Mallorca y el turismo nacional".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD