13-09-2020 / 20:51 h EFE

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha consagrado hoy oficialmente el templo parroquial de San Juan Pablo II de Dos Hermanas (Sevilla), el primero en la provincia de Sevilla dedicado a Karol Józef Wojtyla, que ha salido adelante tras cuatro años de obras y donaciones.

La ceremonia, que se ha celebrado con las limitaciones que marca la pandemia del coronavirus, ha contado con la presencia de los miembros de grupos de pastoral que sostienen el apostolado de la parroquia y representantes de instituciones religiosas, civiles, académicas y empresariales vinculadas al nuevo templo diocesano.

Se trata de un complejo parroquial ubicado en la zona de Olivar de Quintos, que se edificó en dos fases: una primera con 1.472 metros cuadrados con salones y las viviendas parroquiales, y la segunda, de 1.233 metros cuadrados, con la asamblea de fieles, con capacidad para 450 feligreses, el presbiterio, la capilla del sagrario, la sacristía, el columbario y zonas de circulación y almacenamiento.

El proyecto fue redactado por los arquitectos Rafael López García, Daniel Conesa López y Gabriel Ávalos Murillo, que también han llevado la dirección de las obras, mediante la empresa Acsa Sorigüe, que ha trabajado durante casi cuatro años, desde que Juan José Asenjo colocara la primera piedra en 2016.

Con un presupuesto de 1.671.282 euros, en la construcción del templo ha contribuido como principal benefactor la Fundación Santo Súbito, a través de un convenio de colaboración firmado con la Archidiócesis, que tiene por objetivo promover la vida y obra de San Juan Pablo II a través de acciones de formación y ayudas a la Iglesia diocesana.

Su puesta en marcha culmina una pretensión en la zona, ya que desde que se erigiera la parroquia de San Juan Pablo II en 2011, beato en 2014, las primeras misas se celebraron en el salón de actos del colegio San Alberto Magno, a cargo del párroco, para ese momento, de Nuestra Señora de los Ángeles y San José de Calasanz de Montequinto, Francisco José Blanc Castán.

En septiembre de 2014 Juan José Asenjo designó como párroco de San Juan Pablo II a Adrián Ríos Bailón, quien compagina esta labor con la delegación de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Sevilla.

Todo el conjunto del templo San Juan Pablo II es una alegoría de la pesca milagrosa en alusión a la evangelización como tarea principal de la Iglesia, con una primera referencia a esta escena evangélica en una gran celosía de cerámica vidriada que sugiere la red echada al mar del territorio parroquial, que acoge una creciente feligresía de más de 22.000 personas.

La pila bautismal, labrada de una misma pieza marmórea, simboliza la fuente de agua viva en la que se nace a la vida nueva por el bautismo como primera celebración sacramental dentro del itinerario de iniciación cristiana.

Entre otras representaciones, cuenta con el Cristo de la Veracruz, cuyo madero está fijado sobre un pedestal exento delante de la pared curva revestida con mármol blanco de cinco metros de ancho y siete de altura, imagen donada por la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz y bendecido por Juan José Asenjo el domingo 30 de septiembre de 2018 en la catedral hispalense.

Otro de sus tesoros es un viacrucis ejecutado con los bocetos en papel de más de dos metros de altura que Antonio Agudo hizo para la obra definitiva de la basílica de Jesús del Gran Poder en Sevilla, escenas de la Pasión que apuntan al Cristo del ábside situado en el altar mayor.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD