11-09-2020 / 14:39 h EFE

La Fiscalía solicita tres años de prisión para un agente de una compañía de seguros acusado de un delito continuado de apropiación indebida por apoderarse presuntamente de 22.308 euros procedentes de las cuentas bancarias de 68 clientes de la entidad con sede en Grado.

La vista oral se celebrará en cinco sesiones, a partir del lunes, día 14, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, que ha reservado para su celebración los días 16, 18, 23 y 25 de este mes.

El acusado comenzó a trabajar para Allianz el 14 de febrero de 2011, cuando suscribió un contrato de agente de seguros exclusivo en la plaza de Indalecio Corujedo, en Grado.

Entre sus funciones se encontraban el cobro de los recibos de prima a sus vencimientos, salvo el de los domiciliados y su posterior liquidación a la compañía, así como el rendimiento de cuentas, con periodicidad no superior a un mes, de los cobros y pagos efectuados, y a abonar simultáneamente a la aseguradora el saldo que resultase.

Además, tenía acceso a una herramienta informática de la empresa, a través de la cual podía conocer las modalidades de seguros, las condiciones para su suscripción y los métodos, sistemas e impresos en materia de administración y producción.

Desde que inició su labor hasta mediados de 2016, el acusado cobró repetidamente en metálico a los clientes de Allianz cantidades destinadas al pago de las correspondientes pólizas de seguro que, según la Fiscalía, no entregó y se apoderó de ellas, sin llevar a cabo los trámites necesarios para que llegasen a estar en vigor.

Según la Fiscalía, en otras ocasiones facilitó a los clientes el número de distintas cuentas bancarias, ajenas a Allianz y controladas por él, para que efectuasen el pago de las primas, quedándose con el dinero.

El Ministerio Fiscal mantiene en su escrito que el acusado ocultó a los clientes el verdadero destino de las sumas que abonaban, para lo cual les hacía entrega de diversos documentos, tales como impresiones de pantalla, recibos o certificados, en los que estampaba su firma y el sello de la agencia, indicándoles que de tal forma quedaba justificado el pago de la prima.

Allianz descubrió los hechos cinco años después a través de las reclamaciones de numerosos clientes y el 19 de julio de 2016 rescindió el contrato de agencia suscrito con el acusado, asumiendo la vigencia de las pólizas cuando disponían de un principio de prueba del pago de la prima.

La Fiscalía considera que el acusado es autor de un delito continuado de apropiación indebida y de forma alternativa de un delito continuado de estafa, por lo que reclama que a los tres años de cárcel se sume el pago de una indemnización a Allianz en los 22.308 euros en los que se ha cuantificado el perjuicio económico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD