10-09-2020 / 17:30 h EFE

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado la importancia de la colaboración público-privada para afianzar la recuperación económica ante la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

Puig ha realizado estas declaraciones durante su visita a la sede corporativa de Iberdrola en València junto a su presidente, José Ignacio Sánchez Galán. Allí ha destacado la capacidad de anticipación de la compañía energética a los retos que plantea la situación actual.

El president ha señalado en este sentido que "la resiliencia, la digitalización y la sostenibilidad" son valores por los que ya apostaba Iberdrola y que han demostrado su relevancia en el actual contexto.

Asimismo, el responsable del Consell ha agradecido a Iberdrola su apuesta por la Comunitat Valenciana y el "trabajo conjunto" con la Administración, una colaboración "clave" para la "cohesión económica y social".

Ha remarcado también la necesidad de acometer cambios en la arquitectura normativa para facilitar la puesta en marcha de proyectos susceptibles de captar fondos europeos.

Por su parte, Sánchez Galán ha asegurado que la Comunitat Valenciana "cuenta con todo lo necesario para seguir liderando la transformación de nuestro sistema energético, con más energía renovable y más y mejores redes de distribución eléctrica".

En la Comunitat Valenciana, Iberdrola gestiona un parque de generación de energía eléctrica de cerca de 5.000 megavatios (MW) de potencia instalada, en el que destaca el complejo hidroeléctrico de Cortes-La Muela, una de las mayores y más eficientes instalaciones de almacenamiento energético de Europa, y opera más de 70.000 kilómetros de líneas de distribución, con las que a servicio a 3,5 millones de clientes.

Galán ha aludido al importante esfuerzo realizado por la compañía para la transformación digital de la red de distribución eléctrica, que le ha permitido afrontar con eficacia y rapidez las consecuencias de las situaciones extremas climatológicas recientes vividas en la región y ha recordado que Castellón fue, precisamente, el punto de partida del desarrollo de las redes inteligentes, al ser la primera ciudad española en contar con una red de distribución plenamente digitalizada.

El impacto socio-económico de la actividad de Iberdrola en la Comunitat Valenciana asciende a casi 850 millones de euros al año en inversiones, compras y contribución fiscal. La compañía emplea en la región a más de 1.600 profesionales y contribuye a generar trabajo a varios centenares más, a través de los 500 proveedores locales con los que se colabora.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD