02-09-2020 / 17:20 h EFE

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Toledo acogerá la próxima semana, del 7 al 11 de septiembre, la repetición del juicio con jurado contra el acusado de asesinar a su mujer, Cristina Martín, aquejada de la enfermedad de Menier, también conocida como ‘huesos de cristal’, en febrero de 2017 en Mora (Toledo), para el que el fiscal pide prisión permanente revisable.

Según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar el 5 de febrero de 2017 en el domicilio del municipio toledano donde residía el matrimonio con su hija de cuatro años, los padres de la víctima y la hermana de ésta junto a su hijo, de pocos meses de edad.

Sobre las 18:00 horas de ese día, la víctima acudió al baño situado en la habitación donde estaba el acusado, porque era el único acondicionado y el que podía usar por sus limitaciones de movilidad, lo cual motivó que el procesado se molestara y comenzara a insultarla y a amenazarla.

Acto seguido, continúa el escrito, el acusado acudió a la cocina, cogió un cuchillo y fue al salón, donde ya estaba su mujer, cuya situación le impedía huir o defenderse, “y ejerciendo una dominación machista y con ánimo de acabar con su vida o pudiendo imaginarse que con su conducta le causaría la muerte”, le asestó tres puñaladas que le causaron la muerte “de manera casi inmediata”, a pesar de los intentos de reanimación del equipo médico que se trasladó hasta el lugar.

En el momento del fallecimiento, la víctima padecía la enfermedad de Menier, que le provocaba graves problemas de movilidad, equilibrio y dolor crónico, por todo lo cual tenía reconocido un grado de minusvalía del 85 por ciento por parte de la Consejería de Bienestar Social.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía de género y concurre, además, la circunstancia agravante de parentesco, así como la de cometer el acto por razones de género.

Por ello, pide para el acusado la pena de prisión permanente revisable y la inhabilitación de la patria potestad de la hija menor que tenía en común con la víctima, con la que no podrá comunicarse en modo alguno, así como tampoco con la familia de la fallecida.

También ha solicitado una indemnización de 150.000 euros para cada uno de los progenitores de la víctima, 200.00 euros para su hija y 90.000 euros para la hermana de la fallecida.

Este caso ya fue juzgado en abril de 2019 y el hombre fue acusado a prisión permanente revisable, pero finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha acordó la nulidad de la sentencia por falta de motivación del jurado popular, por lo que deberá repetirse el juicio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD