02-09-2020 / 14:10 h EFE

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha destacado hoy la labor de la Guardia Civil para tratar de contener el avance del coronavirus en los cinco municipios del oriente donde se decretó el estado de alerta naranja y ha apelado a la colaboración de las policías locales al resultar “imposible” controlar todas las concentraciones en ese territorio.

Losa ha explicado que los municipios de Llanes, Ribadesella, Parres, Cangas de Onís y Cabrales están bajo la jurisdicción de la Guardia Civil, que ha empleado a “todos sus efectivos” y ha trabajado “desde el primer día” en estas zonas donde se produce una mayor concentración de personas.

No obstante, ha admitido que es imposible controlar “la totalidad” de los puntos donde se producen concentraciones, por lo que ha apelado asimismo a la colaboración de las policías locales.

La delegada del Gobierno ha participado hoy junto a la jefa superior de Policía de Asturias, Luisa María Benvenuty, en el acto de presentación de los 50 agentes de la Escala Básica que realizarán sus prácticas en Asturias, que se distribuirán entre Oviedo, Gijón y Avilés.

Losa ha reiterado que el Principado es una autonomía muy segura, al registrar 24,1 infracciones penales por cada mil habitantes, frente a la media nacional que se cifra en 41,1.

Por su parte, Benvenuty ha manifestado que, aunque se ha apreciado un repunte de denuncias por agresiones sexuales, en la mayoría de las ocasiones no se relaciona con un ocio en la vía pública, sino que hay más incidencia en fin de semana y en domicilios privados.

La jefa superior ha añadido que la pandemia ha provocado un cambio de comportamiento y las víctimas de actuaciones delictivas se animan cada vez más a denunciar, al existir un alto grado de eficacia policial, entre la que ha resaltado la “labor magnífica” de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) en los casos de violencia de género y violencia doméstica.

Asimismo ha confirmado que en el caso de la mujer, que responde a las iniciales B.M.O, de 68 años, que fue rescatada el pasado fin de semana por la Policía Local de Siero en su domicilio de La Fresneda “desorientada y deshidratada” es la misma persona cuya desaparición fue denunciada por su familia en León en 1995.

Su identidad ha sido corroborada tanto por las manifestaciones voluntarias de la mujer como a través del cotejo dactilar realizado por la Policía Científica.

La jefa superior ha indicado que la mujer evoluciona favorablemente en el Huca y su familia, que había denunciado la desaparición hace 25 años, había retirado la denuncia y posteriormente volvió a reactivarla este mismo año.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD