24-08-2020 / 17:21 h EFE

La Policía Nacional ha detenido en Ávila a dos mujeres como supuestas autoras de un intento de estafa cometido contra una anciana, mediante el timo del "tocomocho", días después de haberlo intentado con otro hombre de avanzada edad, al que intentaron estafar 18.000 euros.

Las gestiones realizadas tras la detención por los policías sacaron a la luz que a las dos arrestadas y puestas a disposición judicial se les atribuyen otros dos delitos de estafa, con el mismo modo de actuar, uno denunciado en Segovia y otro en Valladolid

En el caso de Ávila, los agentes de la Brigada de Policía Judicial detectaron cómo un vehículo se encontraba estacionado en doble fila en una calle de la ciudad, mientras dos mujeres jóvenes hablaban con un matrimonio de avanzada edad.

Posteriormente, la mujer montó en el vehículo con ambas jóvenes, lo que hizo que los policías iniciaran un "discreto seguimiento", en previsión de que se pudiera esta cometiendo un delito.

Poco después, las dos mujeres fueron abordadas por los agentes y, tras la manifestación de la víctima, detuvieron a ambas como supuestas autoras de un delito de estafa en grado de tentativa.

A su vez, las detenidas fueron identificadas por otro hombre de avanzada edad, tras haber intentado estafarle días antes 18.000 euros.

Según recuerda la Policía Nacional, mediante el timo del "tocomocho" los estafadores eligen a una persona, generalmente mayor, a la que uno de los delincuentes se aproxima para preguntarle por una dirección o algo similar, iniciando una breve conversación en la que dice no disponer de efectivo, pero sí un décimo de lotería premiado.

Ante la necesidad de dinero inmediato, el estafador vende el décimo por una cantidad inferior al valor premiado, antes de que se acerque el "gancho", quien casualmente lleva en su poder la relación de los décimos de lotería Nacional premiados en el último sorteo y se ofrece a ayudar al necesitado, comprándole el décimo.

Entonces, el "gancho" manifiesta a la víctima que no lleva suficiente dinero en metálico, aceptando la víctima aportar la diferencia y, si es preciso, le acompañan a su domicilio o a su entidad bancaria.

Una vez que la persona perjudicada ha librado el dinero, los estafadores desaparecen y, al ir a la administración de lotería a cobrar el décimo supuestamente premiado, los dueños confirman que ha sido objeto de una estafa.

La Policía Nacional solicita a las entidades bancarias que "no reintegren elevadas sumas de dinero a personas de avanzada edad, a no ser que vayan acompañadas de una familiar".

"Esto no pretende ser una fiscalización a nuestros mayores, sino una protección a sus personas y bienes", concluye la Policía Nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD