18-08-2020 / 18:31 h EFE

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, ha reclamado el papel de la Enfermería para todos aquellos puestos que requieran una evaluación de síntomas con el fin de poder determinar si un paciente debe ser atendido por personal médico, de Enfermería, en urgencia o con autocuidado domiciliario.

La demanda se hace especialmente durante la actual situación sanitaria en la que los síntomas de la COVID-19 son fácilmente confundibles con otras enfermedades leves y habituales.

Así lo señala SATSE en una nota, en la que subraya que en este contexto de crisis sanitaria, y con el fin del verano, la inminente vuelta al colegio y la llegada del frío, es "imprescindible agilizar la inclusión y refuerzo de Enfermería" en los servicios destinados a la detección precoz, análisis y evaluación de síntomas, más conocido como triaje.

Se trata esta de una labor que "sólo el personal de Enfermería o el personal médico tiene la capacidad, formación, capacitación y experiencia para realizar".

Por este motivo, el Sindicato de Enfermería insta a la Administración a efectuar "reformas rápidas y muy directas", en primer lugar, sobre la Atención Primaria que eviten la "actual desatención presencial de los centros de salud, la desesperación de los pacientes para ser atendidos correctamente y la frustración de los profesionales que cuentan con protocolos poco eficientes en el día a día".

Considera que una actuación necesaria pasa por el cambio en la de recepción de las llamadas de pacientes, y lamenta por "incomprensible" que sea el personal administrativo quien esté realizando los triajes telefónicos en los centros de salud, con el consiguiente riesgo de equivocación, debido a la falta de formación sanitaria de este personal que no tiene por qué cargar con una responsabilidad que no le corresponde.

Además, SATSE ve "urgente" que la Administración "refuerce, de verdad, las plantillas de Enfermería en los centros de Salud para atender el triaje y las consultas telefónicas y presenciales", y que les dote de los equipos de protección necesarios así como de un estocaje amplio y continuo para que las consultas presenciales se realicen con total seguridad, para el paciente y para el profesional.

En lo que respecta al rastreo y detección de pacientes COVID, servicio que depende de Atención Primaria, SATSE exige un aumento de profesionales de Enfermería al cargo de este servicio -actualmente con 52 fijos y lejos de los 130 aconsejados- que cumpla con los ratios mínimos aconsejados por las autoridades sanitarias (1 por cada 5.000 habitantes), pensando sobre todo que, a partir de septiembre, el riesgo de contagio va a ser exponencialmente alto.

Por otro lado, además de ser una figura indispensable para agilizar los triajes en los centros de salud y necesaria en el rastreo de casos sospechosos por COVID, el sindicato cree que la enfermera se hace imprescindible en los colegios y centros educativos en la tan temida vuelta a las clases.

Para SATSE, es "más necesario que nunca la inclusión de la enfermera escolar que, además de educar en salud y llevar el seguimiento de los problemas sanitarios de los escolares, ejerza de primera puerta en el control epidemiológico del centro escolar".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD