12-08-2020 / 21:19 h EFE

El Gobierno francés prepara un dispositivo de medidas más estrictas en París y Marsella para intentar reducir los contagios por coronavirus ante el repunte de la epidemia, como limitar la apertura de establecimientos o instalaciones.

El anuncio lo hizo este miércoles el ministro de Sanidad, Olivier Véran, que en una entrevista al canal "France 2" dijo que "en las próximas horas o en los próximos días" las dos mayores ciudades del país pasarán a la calificación de "zona de circulación activa" del virus.

Eso dará competencia a los prefectos (delegados del Gobierno) para tomar medidas como reducir las horas de apertura de algunos lugares, explicó Véran, que se defendió de los reproches por no generalizar la obligatoriedad de la mascarilla en la calle.

Sobre ese punto, dijo que su gabinete deja que sean los prefectos y los alcaldes los que tomen "las decisiones que se imponen allí donde tienen sentido".

En cualquier caso, insistió en que no hace falta establecer una obligación administrativa para ponerse mascarilla, que debe utilizarse cuando se es población de riesgo, cuando se circula por un espacio muy transitado, cuando se está en un espacio cerrado con público o siempre que no se puede guardar una distancia de un metro.

Preguntado sobre si Francia vive una segunda oleada epidémica, el ministro respondió que no sabe "si se puede hablar de ola" pero que algo que ha cambiado con respecto a la situación que había en las fases críticas que se vivieron en marzo y abril pues ahora los contagios no se traducen en un número tan elevado de hospitalizaciones.

En concreto, relató que mientras en las últimas 24 horas se han declarado cerca de 2.500 positivos, únicamente han ingresado en los hospitales 17 personas por el coronavirus.

"En parte" -precisó- eso se explica porque ahora se hacen muchos más test (600.000 semanales) y también porque los positivos son mucho más jóvenes (entre 20 y 30 años, de media).

En cuanto a si Francia está peor que Italia, Véran consideró que resulta muy difícil "comparar situaciones que no son siempre comparables".

Para ilustrarlo, señaló que en algunos departamentos franceses el virus no circula o tan apenas y también que "nuestros vecinos españoles tienen dos veces más casos positivos que los franceses. Y ocurre lo mismo en ciertas regiones alemanas. Hay que mirar las cosas en conjunto".

Sobre los anuncios del presidente ruso, Vladímir Putin, de que su país ha conseguido una vacuna que funciona, el ministro francés puntualizó que lo que se sabe es que esa vacuna está en lo que se conoce como la fase 3, como también lo están otros proyectos europeos o estadounidenses.

Y añadió que en Francia no se administrará ninguna vacuna hasta que se haya superado con éxito esa fase y se demuestre que es "eficaz" y "segura", algo que no cumple ahora la vacuna rusa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD