05-08-2020 / 17:51 h EFE

El Instituto Aragonés del Agua (IAA) analiza nuevas formas de depuración modular, móviles y fácilmente ejecutables para dar servicio en pequeños núcleos durante el tiempo necesario, sin necesidad de hacer obras permanentes.

De momento, se está haciendo un estudio preliminar con el objetivo de lanzar próximamente algún proyecto piloto.

En 2019, y según los datos del Instituto Aragonés de Estadística (IAE), existían hasta un total de 154 pequeños núcleos en el Pirineo con menos de 20 habitantes.

El IAA, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), van a realizar un estudio para verificar la situación real de estos núcleos con el objetivo de adaptar sus necesidades de depuración a la realidad y no realizar obras innecesarias o excesivas, con elevados costes de mantenimiento posterior.

El estudio lo hará la empresa pública Sarga, quién se pondrá en contacto con los alcaldes de los municipios afectados para realizar las visitas.

Así lo explica el IAA en una nota de prensa con motivo de la reunión telemática que ha mantenido su directora, Dolores Fornals, este miércoles con representantes de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) para darles cuenta del estado de ejecución del nuevo Plan Pirineos para el que el Gobierno de Aragón ha comprometido más de 27,5 millones de euros en los últimos dos años.

Entre los proyectos en marcha figuran las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Benasque, actualmente en licitación por valor de 6.573.308 euros, y las de Ansó y Sallent-Formigal, ya en ejecución.

La de Ansó, con un plazo de ejecución es de 20 meses, a los que se sumarán otros 18 de explotación inicial, dará servicio a 2.000 habitantes equivalentes y supone una inversión de 2.648.875 euros.

La de Sallent-Formigal, que va a suponer una inversión de 5.164.808 euros, es la primera depuradora del Pirineo puesta en marcha por el Gobierno de Aragón mediante ejecución directa.

Para 2021 están previstas las de Canfranc-Estación, Torla, Hecho y Panticosa, lo que va a permitir a Aragón cumplir con el compromiso con la calidad del agua de sus ríos y con el cumplimiento de las Directivas europeas sobre depuración, señalan dichas fuentes.

Fornals ha recordado a Adelpa que la semana pasada también se resolvió la convocatoria de subvenciones dirigida a entidades locales del ámbito pirenaico para impulsar actuaciones relativas a la mejora de la depuración de aguas residuales para el año 2020 por valor de casi siete millones de euros.

Son diecisiete actuaciones en trece municipios: Laspuña, Sigüés, Seira, Bailo, Sahún, Sabiñánigo, Castejón de Sos, Aísa, San Juan de Plan, Jaca, Valle de Hecho, Canal de Berdún y Bisaurri.

El objetivo fundamental de esta convocatoria, que este año ha incrementado su cuantía un 10 %, es la construcción de nuevas EDAR o acondicionamiento y mejora de las ya existentes; así como colectores municipales de aguas residuales cuya ejecución suponga la conexión a alguna EDAR existente (o prevista).

En la anterior convocatoria, resuelta a finales de 2019, se aprobaron 16 proyectos que ya se encuentran en ejecución y que forman parte del programa de subvenciones por valor de 46,30 millones de euros puesto en marcha por el Gobierno de Aragón para el periodo 2019-2026.

La directora del IAA ha recordado que es importante que los ayuntamientos que faltan por solicitar subvención revisen sus proyectos para analizar cuanto antes si existe algún problema, de modo que luego se ejecute la subvención en plazo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD