29-07-2020 / 19:20 h EFE

La primera ola de calor del verano, que llegará este jueves y durará al menos hasta el próximo sábado, dejará temperaturas "extraordinariamente altas" en el área cantábrica, con valores que superarán los 38 grados en Cantabria, que estará en alerta naranja.

En un comunicado, el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomienda extremar la prudencia y destaca que el aviso de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) permanecerá activado entre las 14.00 y las 21.00 horas.

Según la previsión de la Aemet, se espera que en este periodo se alcancen los 37 grados en el centro y el valle de Villaverde, y los 38 en Liébana y la Cantabria del Ebro, mientras que en el litoral las temperaturas no serán tan altas, aunque podrán llegar a 34 grados, por lo que el nivel de riesgo será amarillo.

Además, toda Cantabria estará, entre las 17.00 y las 20.00 horas, en aviso amarillo por tormentas.

Ante esta situación, el Servicio de Emergencias 112 pide a los ciudadanos que eviten la exposición directa y prolongada al sol en las horas centrales del día y que no realicen esfuerzos o actividades físicas innecesarias, al tiempo que les recomienda mantenerse hidratados y no realizar comidas copiosas.

Es necesario prestar una especial atención a niños, ancianos y personas con algún tipo de patología, más vulnerables, y en la playa se recomienda el uso de sombrilla, mientras que en la montaña o para la realización de algún tipo de deporte se aconseja elegir las horas de menor incidencia del sol y el calor.

Si es posible se insta a la población a elegir lugares frescos, a la sombra, y evitar que el calor entre en casa bajando persianas y cerrando ventanas en las horas de mayor temperatura.

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha explicado que esta ola de calor, fruto de la fuerte insolación y de la llegada de una masa de aire cálido africano, "se nota ya este miércoles con cielos ligeramente turbios por la presencia de polvo en suspensión".

Las temperaturas han empezado a subir hoy en gran parte del interior peninsular y Baleares, donde se espera valores superiores a los 35 grados, y hasta los 40 escalarán los termómetros en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

Anoche, en alrededor de 40 estaciones de la red de la Aemet se superaron los 39 grados y en una decena los 40, con el valor más alto en Montoro (Córdoba), aunque destacan los 40,6 en Palma de Mallorca, que iguala el anterior récord para el mes de julio, vigente desde 1983, ha señalado el portavoz.

Pero será mañana, jueves, cuando la llegada de viento del sur al área cantábrica "provocará un ascenso extraordinario de las temperaturas y en el interior de Cantabria y País Vasco se pueden alcanzar los 40-42 grados", incluso en puntos próximos a los litorales de Guipúzcoa y Vizcaya, ha indicado.

Del Campo ha incidido en que los valores "subirán mucho también en el centro y este peninsulares y Baleares, se llegará a la barrera de los 40 grados en el valle del Ebro y cuenca del Guadalquivir y no estarán muy lejos de esa cifra en el resto de la península y el archipiélago balear".

Así, al aviso rojo en Vizcaya, se suman los de nivel naranja -riesgo- en Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Baleares, Andalucía y ambas castillas.

Serán también significativas las tormentas el jueves en zonas de montaña y áreas próximas, localmente fuertes en Castilla y León y Sistema Ibérico, ha indicado el portavoz de la Aemet.

Según la Agencia de Meteorología, las temperaturas máximas irán variando en cuanto a distribución espacial según las fechas por los ligeros cambios de situación meteorológica que se vayan dando estos días y de hecho, el viernes y el sábado habrá un descenso muy significativo de las temperaturas en el tercio norte.

El descenso será algo menos acusado en el resto de la mitad norte, mientras que en el tercio sur y este peninsulares se producirá un ascenso de las temperaturas, hasta más de 40 grados en algunos puntos, y se mantendrán con pocos cambios en las demás zonas.

Rubén del Campo ha alertado también de noches "muy calurosas" entre el miércoles y el viernes, con valores superiores a 20-22 grados en amplias zonas, que "luego bajarán por el noroeste, pero seguirán elevadas en general, sobre todo en la madrugada del jueves al viernes".

El sábado, las temperaturas bajarán por el tercio norte, pero tenderán a subir en el sur de Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana, donde se pueden alcanzar los 40 grados, y a partir del domingo, el descenso térmico se podría extender progresivamente al resto del territorio, ha indicado el portavoz.

Protección Civil y Emergencias ha recordado que las altas temperaturas previstas para los próximos días pueden favorecer los incendios forestales, por lo que ha advertido de la necesidad de extremar las precauciones, sobre todo en las actividades de campo, para evitar su aparición.

Así, aconseja no arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol, ni encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos, así como avisar al 112 si se descubre fuego en su inicio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD