24-07-2020 / 17:40 h EFE

El presidente de Barcelona Servicios Municipales (B:SM) y primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha achacado el nuevo ERTE presentado por la empresa pública a la "falta de agilidad" del Procicat para dar respuesta a las peticiones de reapertura del Zoo, la Anella Olímpica, el Fòrum y el Tibidabo.

Estos espacios, cerrados provisionalmente por las restricciones del Govern ante los rebrotes de coronavirus, están al aire libre, son "seguros" y han adoptado "medidas de protección excepcionales" para adaptarse a la pandemia, según ha remarcado este viernes Collboni en un comunicado.

El presidente de B:SM ha advertido que la "indefinición" del Procicat en torno a las solicitudes de reapertura tendrá "consecuencias muy negativas con afectaciones laborales y sociales", como un nuevo ERTE por fuerza mayor que incluye a 320 trabajadores de los 1.338 de la empresa.

En concreto, 247 de los afectados trabajan en el Tibidabo -gestionado por B:SM a través de la sociedad municipal PATSA-, mientras que otros 73 forman parte de la plantilla de B:SM en el Zoo, la Anella Olímpica y el Fòrum.

Collboni ha resaltado que los despidos temporales, que se revertirán una vez el Procicat autorice retomar la actividad, son "una medida imprescindible para paliar las consecuencias económicas negativas y preservar las condiciones laborales de los trabajadores afectados por los cierres".

Un total de 973 trabajadores de B:SM ya se vieron afectados por dos ERTE en mayo, uno por fuerza mayor y otro por causas productivas, para paliar el impacto de la pandemia en la actividad, que cayó hasta un 90 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD