16-07-2020 / 20:01 h EFE

El expresidente de la Generalitat Artur Mas cree que ya ha asumido todas las "responsabilidades políticas" que le correspondían en relación con el caso Palau, por el que CDC fue condenada por cobrar comisiones ilegales, y ha indicado que "no es su intención" volver a la primera línea política.

Mas ha comparecido este jueves ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament a instancias de varios grupos de la oposición, que lo citaron después de que el Tribunal Supremo confirmara en abril la condena de 6,6 millones de euros a Convergència -partido que lideraba el expresident- por cobrar comisiones ilegales a través del Palau de la Música.

"En un juicio tan largo, con centenares y centenares de folios con investigaciones de cualquier tipo, un juicio que ha durado diez años desde el inicio del procedimiento hasta la conclusión final, en todo este tiempo, con tantas pesquisas que se han hecho y con tantos interrogatorios y tantos testimonios (...) a mí no me han llamado en ningún momento, en condición de nada", ha destacado.

El expresidente catalán ha reivindicado que no puede asumir ninguna responsabilidad política porque él ya renunció "a todo" a nivel político y ha indicado que una de las causas que motivó que dejase la presidencia del PDeCat era el caso Palau.

"Yo he dejado todas las responsabilidades políticas, no me queda ni una. Y las podría haber mantenido todas", ha aseverado.

Mas renunció en 2016 a la investidura como presidente de la Generalitat por la presión de la CUP, que amenazaba con llevar a Cataluña a una repetición electoral si Junts pel Sí -coalición entre CDC y ERC- no lo apartaba como candidato.

Mas también dejó el acta de diputado en el Parlament y, un tiempo después, justo antes de la sentencia del caso Palau, renunció a la presidencia del PDeCAT.

Estas renuncias, ha dicho, no las hizo "como un acto coyuntural" sino como un acto "más a largo plazo", por lo que ha asegurado que no es su intención volver a la primera línea de la política.

"Es verdad, yo he estado inhabilitado, pero ahora no lo estoy. ahora puedo volver si quiero, puedo hacerlo. Les digo que no es mi intención", ha subrayado.

Mas ha insistido en que él no aparece en la sentencia del caso Palau y en que tanto CDC como su extesorero Daniel Osàcar no han sido condenados por un delito contra la hacienda pública.

La oposición en bloque ha reclamado a Mas que pida disculpas por el caso Palau y Ciudadanos ha ido un paso más allá, al emplazarlo a que renuncie a su sueldo y su oficina de expresident, si bien él ha precisado que este 2020 no ha cobrado de la Generalitat.

A Mas "no le gusta" que Convergència haya sido condenada, aunque tiene la impresión de que, por muchas explicaciones que dé, la oposición "siempre querrá que vaya un poco más allá".

"Podría llegar a quemarme en la pira funeraria y ustedes se quejarían de que todavía están las cenizas", ha aseverado Mas, que considera que su renuncia a todos los cargos supone "la mayor disculpa" que podría hacer.

Por parte de JxCat, el diputado Marc Solsona -portavoz a su vez del PDeCat- ha denunciado un doble rasero por parte de la oposición a la hora de medir los casos de corrupción.

En esta misma línea, Mas ha emplazado a los grupos de la oposición a que sean igual de beligerantes en el Congreso y el Senado con los presuntos casos de corrupción que afectan a la monarquía.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD