11-07-2020 / 19:00 h EFE

Los sucesivos brotes de la COVID-19 en Lleida, que han llevado a confinar hoy las residencias, y el preocupante ascenso de casos en L'Hospitalet de Llobregat, una ciudad densamente poblada y pegada a Barcelona, no dan tregua a las autoridades que reiteran hasta la saciedad las medidas preventivas.

Nueve personas han muerto en Cataluña en las últimas horas como consecuencia del coronavirus, según los datos facilitados a la Generalitat por las funerarias, mientras que se han registrado 361 nuevos casos positivos que elevan la cifra total a 75.502

Con estas nueve víctimas mortales, el número de fallecidos por la COVID-19, entre confirmados y sospechosos, desde el comienzo de la pandemia se eleva a 12.616, según los datos de las funerarias.

En L'Hospitalet, los casos confirmados por pruebas han pasado de treinta a más de cien en una semana, algunos de ellos en una residencia de ancianos, ha informado la alcaldesa de la población, Nuria Marín, quien ha dicho estar "preocupada".

El brote afecta especialmente a la zona norte de la ciudad, con casos en los barrios de La Torrassa, Collblanc, La Florida y, en menor medida, Pubilla Casas.

En La Torrassa, ha precisado, los casos han pasado de 4 a 37 en una semana. "Se ha multiplicado por diez", ha precisado la alcaldesa, quien ha indicado que algunos pacientes se encuentran en una residencia de ancianos de ese barrio, donde permanecen "aislados" y donde se ha activado el protocolo correspondiente.

El Departamento de Salud de la Generalitat ha asegurado que las cadenas de transmisión del foco en L'Hospitalet, "en estos momentos, están controladas" y ha confirmado que se han diagnosticado, tras las pruebas correspondientes, un total de 107 casos en siete días frente a la treintena que había la pasada semana.

L'Hospitalet es la segunda ciudad de Cataluña, con casi 265.000 habitantes y una densidad de 21.053 personas por kilómetro cuadrado, una de las más altas de España. Limita, además, con Barcelona y otros tres municipios del corazón del área metropolitana.

En Lleida, las residencias de la tercera edad de toda la Región Sanitaria de Lleida y del Alto Pirineo y Arán no podrán recibir visitas de familiares a causa de los brotes de COVID-19.

Según ha anunciado el conseller del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, tampoco aceptarán nuevos ingresos, exceptuando casos de “urgencia justificada”.

Esta decisión, ha explicado el conseller, se ha tomado con el objetivo de “proteger a los colectivos más vulnerables ante el coronavirus”.

De la veintena de brotes activos en Lleida, de momento cuatro se centran en residencias de la tercera edad, una de ellas, en Oliana (Alt Urgell), con una incidencia de 26 contagiados.

Los hospitales de la Región Sanitaria de Lleida han registrado cinco nuevos ingresos por coronavirus, con lo que suman un total de 89, y ocho altas en las últimas horas.

El gerente del ICS en Lleida, Ramon Sentís, ha asegurado que preparan un hotel para atender a pacientes de COVID-19 y ha explicado que ahora el principal problema es la falta de personal sanitario, sobre todo de enfermería, porque entre un 20 y un 25 % de la plantilla está de vacaciones.

El Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida ha trasladado a ocho pacientes con pronóstico grave pero no enfermos de la COVID-19 al complejo hospitalario de la Vall d'Hebron de Barcelona para descongestionar su unidad de cuidados intensivos.

CatSalut ha presentado este sábado en Lleida la instalación de dos dispositivos móviles del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ante el centro de atención primaria Prat de la Riba.

En estas instalaciones se llevarán a cabo las pruebas PCR de todas aquellas personas que acudan a las urgencias del centro y que sean susceptibles de ser positivas en coronavirus y se habilitará un espacio para realizar ecografías pulmonares a los pacientes que lo precisen.

La Generalitat espera acabar hoy los cribajes en hasta 400 empresas frutícolas del Segrià, con el objetivo de trabajar “de forma más intensa, y asegurarnos de que los diferentes brotes estén diagnosticados y se tomen las medidas pertinentes en cada caso”.

El conseller Chakir el Homrani ha anunciado, además, en el transcurso de su visita a Lleida, que han firmado un convenio con Cruz Roja para contratar a 25 profesionales de intervención comunitaria, de los que 21 trabajarán en la comarca del Segrià y 4 en Lleida ciudad.

Estos profesionales se encargarán de explicar las medidas preventivas de la COVID-19 en varios idiomas, velarán por su cumplimiento, repartirán material higiénico y sanitario, mediarán en posibles conflictos e informarán sobe cómo acceder a derechos y servicios, entre otras funciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD