09-07-2020 / 14:02 h EFE

Castilla y León primará el mantenimiento del metro y medio de distancia frente a los aforos en actividades culturales o deportivas, con su buena situación epidemiológica no cree que sea el momento de obligar al uso de mascarilla, aunque instará a los municipios y fuerzas de seguridad a que sancionen si no se cumple con esa distancia social.

"Creo que estamos siendo laxos" en ese cumplimiento del metro y medio de distancia o usar mascarilla si no es posible esa distancia, ha admitido el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, por lo que se dirigirán a los ayuntamientos, inspección y centros coordinadores de la pandemia para que se sea más estrictos y se sancione más.

El Consejo de Gobierno ha aprobado precisamente este jueves una modificación del plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria y aclarar algunas cuestiones relacionadas con aforos y participación en eventos culturales y deportivos.

En la práctica el cambio supone que se impone el metro y medio de distancia como condición que hay cumplir por encima del aforo permitido en cada caso, ha sostenido Igea.

La mascarilla sigue siendo recomendable su uso continuado el mayor tiempo posible en lugares públicos y aunque "puede pasar a obligatoria en cualquier momento", en Castilla y León el cumplimiento de las medidas "es lo suficientemente bueno como para no imponer medidas coercitivas", ha precisado Igea.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD