08-07-2020 / 18:11 h EFE

La fachada del Cabildo de Gran Canaria luce un mural dedicado a Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria con motivo de su primer año como Patrimonio Mundial, un trabajo artístico cuyo objetivo era transformar la vidriera en una cueva.

El consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, presentó este trabajo que se suma al acto conmemorativo que celebrado ayer en el Parador de Tejeda con motivo de este primer aniversario, un acontecimiento que la Institución insular no quiso pasar por alto, informa la corporación insular.

Ejecutado por el artista multidisciplinar Óscar Rodríguez y a partir de una instantánea del paisaje cultural tomada por el fotógrafo Nacho González, el objetivo de convertir la vidriera en una cueva ha sido posible gracias a la retroiluminación, un efecto que se puede disfrutar mejor al oscurecer el día, se indica en una nota.

Además, el lateral de la cristalera en la parte lateral de la cristalera el público encontrará un monitor en el que van con imágenes del corazón de Gran Canaria y sus riquezas, las que llevaron a la Unesco a declararlo Patrimonio Mundial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD