28-06-2020 / 10:41 h EFE

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, cree que el real decreto-ley del Gobierno para el impulso de las renovables y la electrificación es "un paso adelante y en la dirección correcta" para que su compañía pueda adelantar inversiones en este momento de crisis, aunque aún quedan "incertidumbres regulatorias".

Bogas, en una entrevista con Efe, dice que la norma regula algo fundamental, el acceso y conexión de renovables a la red, la hibridación de proyectos, la gestión de los puntos de conexión de las centrales térmicas que se cierran e incrementa el límite de inversiones en distribución, un paso en la dirección de lo que habían dicho empresas del sector, entre ellas Endesa.

No obstante, aunque considera que ha tocado temas muy importantes, es sólo "un primer paso, pero todavía hay "incertidumbres regulatorias".

Desde su punto de vista, si el objetivo es que, al final, se alcance el 100 % de electrificación, hay que facilitar que la gente consuma electricidad, pero el precio es una barrera y España tiene el quinto más caro de la Unión Europea.

Bogas atribuye este hecho a que aproximadamente un 50 % del recibo eléctrico no tiene que ver directamente con el suministro de electricidad, sino con impuestos, tasas y cargos que tienen que ver con toda una serie de cosas que deberían imputarse a todos los consumidores, no sólo a los de electricidad.

En este sentido, recuerda que los objetivos de renovables son un objetivo de país, no del sector eléctrico, y la energía eléctrica en términos de consumo supone un 25 %, frente al 50 % del petróleo y el gas, por lo que, a lo mejor, habría que repartir ese coste entre todos los consumidores y no sólo lo pagara el consumidor eléctrico.

INCREMENTO DE LAS INVERSIONES

Bogas dice que la intención de Endesa es acelerar las inversiones que tiene previstas en su plan estratégico para 2020, 2021 y 2022, en el que se contempla una inversión de 5.800 millones de euros.

Explica que "si se dan unas condiciones regulatorias, de contexto, de simplificación suficientes", Endesa podría llegar a 7.500 millones de euros en el periodo, incrementando la inversión en ese plazo en 1.700 millones, que es el 30 %.

Bogas dice que en 2020 ya no dará tiempo para incrementar ese 30 % las inversiones, pues bastante será con que se recuperen los retrasos que ha provocado la Covid-19, con lo que el incremento del 30 % en el periodo de tres años se concentraría entre 2021 y 2022.

El consejero delegado de la energética dice que reales decretos como el que ha aprobado el Gobierno esta semana "van en la dirección correcta para poder hacerlo" y que "Endesa va a poner todo lo que esté en su mano para que se salga cuanto antes" de la actual crisis.

En cuanto al descenso del consumo eléctrico ocasionado por la crisis de la covid-19, Bogas dice que piensa que la demanda podrá recuperarse en el último trimestre del año y que 2020 se cerraría con una caída del 7 %, y ya en 2021 "entraríamos en una normalidad".

No obstante, advierte que no sabe si se hará realidad esta previsión porque la crisis económica, tras la crisis sanitaria del coronavirus, es "muy profunda y la salida va a ser una salida lenta, en la que tenemos que poner todo lo que tengamos a nuestra disposición para acortarla y hacer que salgamos cuanto antes".

En esta salida, afirma que "el medio ambiente y la economía tienen que ir de la mano" y lo que hay que hacer es invertir más en transición energética para generar empleo y evitar que se produzca una crisis que tuviera que ver con el cambio climático, pues ésta, como la del coronavirus, sería global, física, afectaría a todo el mundo sin discriminar por raza, clase social o países, y "llegaría después una recesión económica".

Respecto a las nuevas subastas de renovables que se puedan celebrar este año, dice que Endesa acudirá y que el objetivo que se ha marcado la compañía en renovables es muy ambicioso.

MIL MEGAVATIOS RENOVABLES ANUALES HASTA 2030

Recuerda que ya el año pasado la compañía puso en marcha 900 megavatios (MW), siendo una de las pocas empresas que cumplió los plazos de ejecución establecidos en las subastas de 2017, y este año instalará en torno a unos 500 MW, aunque lo que Endesa quiere es superar los 1.000 MW anuales de renovables de aquí a 2030.

En cuanto al mercado eléctrico, afirma que va a haber muchísimos cambios en esta década en el modelo, pues el precio en el mercado va a ser cada vez menor y la presencia de más renovables requerirá de firmeza para garantizar el suministro que tendrán que proporcionar centrales de otras tecnologías.

"Yo pienso que a partir del año 2030 el modelo tiene que ser absolutamente distinto a lo que tenemos ahora", dice Bogas.

AUTORIZACIONES DE CIERRES DE CENTRALES DE CARBÓN

Respecto al próximo cierre de las centrales de carbón, dice que esperan que la autorización de cierre de las plantas de Compostilla, en León, y de Andorra (Teruel) se obtengan este verano, y el próximo los de As Pontes (A Coruña) y Litoral, en Almería.

Explica que el real decreto-ley aprobado por el Gobierno ayuda la ejecución de los planes de Endesa para sustituir la máxima capacidad posible de carbón que se cierre por nueva capacidad de renovables, aunque habrá que esperar al desarrollo reglamentario.

Bogas no cree que la crisis del coronavirus vaya a retrasar el cierre pactado de las centrales nucleares en España, pues lo único que hará es acelerar inversiones, especialmente en renovables.

No obstante, considera que hay que tener "flexibilidad" y "adaptabilidad" para gestionar otras situaciones que puedan ocurrir, como ha ocurrido en el caso de las centrales de carbón, cuyo cierre se ha anticipado a la fecha que contemplaba el Plan Nacional de Energía y Clima, que era 2025, porque falta de viabilidad económica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD