12-06-2020 / 14:51 h EFE

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza ha acusado al Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos de haber sido rehén de Vox en su primer año de mandato ya que precisan de su apoyo para lograr la mayoría en el pleno.

“Los ciudadanos son rehenes de los dos votos de los concejales de Vox y, por lo tanto, de la política de ultraderecha”, ha lamentado la portavoz del grupo socialista, Lola Ranera, en una rueda de prensa para hacer balance de estos primeros 365 días.

Ranera ha recordado, por ejemplo, que el rechazo de Vox impidió que el Consistorio zaragozano aprobara una declaración institucional conjunta con motivo de la celebración del Día de la Mujer.

Además, ha acusado a la formación de ultraderecha de haber introducido términos en la política zaragozana como el de la “violencia intrafamiliar” para mencionar a los asesinatos machistas.

“Espero que el Día del Orgullo Gay podamos tener la bandera que todos los años ponemos en el balcón”, ha agregado la portavoz socialista.

Más allá de las negociaciones con Vox, Ranera ha expresado otras críticas contra el Gobierno de la ciudad en su primer año de mandato, como la decisión de poner a la venta una parcela de suelo público para la construcción de un hospital privado en la avenida Gómez Laguna.

“Al alcalde, le pido que se dedique a las personas y no a otros proyectos que no tocan en una situación económica y de crisis lamentable como una pandemia”, ha subrayado.

La portavoz socialista también ha reprochado que el Ejecutivo haya destinado cerca de un millón de euros a la contratación de asesores de libre designación o que todavía no haya elaborado un plan para reordenar las líneas de autobuses de la capital aragonesa. “No sabemos hacia dónde va la movilidad en esta ciudad”, ha lamentado.

Asimismo, ha clamado contra otras actuaciones del Gobierno como su gestión durante la huelga de los trabajadores del servicio de parques y jardines, un área que todavía está pendiente de anunciar un nuevo pliego de condiciones para la siguiente contratación.

Además, Ranera ha denunciado que el Ayuntamiento de Zaragoza haya devuelto a la Diputación Provincial una partida de 3,5 millones de euros de las transferencias para acometer inversiones en los barrios rurales.

La edil socialista ha achacado algunas de estas políticas a la “falta de coordinación” entre el Partido Popular y Ciudadanos, las dos formaciones que integran el Gobierno y que se han repartido las consejerías municipales.

“Estos dos gobiernos no están coordinados y, por lo tanto, no existe un modelo de ciudad. No existe ambición política ni estamos viviendo que haya ninguna iniciativa”, ha agregado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD