11-06-2020 / 17:00 h EFE

El proyecto Sala Barcelona, coproducido por la Asociación de Salas de Conciertos de Cataluña (ASACC) y el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB), organizará un total de 60 conciertos entre los meses de julio y agosto en el patio de armas del castillo de Montjuïc de Barcelona.

Esta iniciativa surge en el marco del segundo paquete de ayudas al tejido cultural impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona para dar apoyo a las salas de concierto, "que fueron las primeras en cerrar y probablemente las últimas en abrir", de cara a "reactivar la música en vivo en la ciudad este verano".

Entre los artistas ya confirmados que actuarán en Sala Barcelona, se encuentran nombres como Clara Peya (que abre el 2 de julio), el décimo aniversario de la banda Vàlius (17 de julio), Niño de Elche (26 de julio), Fundación Tony Manero (31 de julio), Belgrado + SDH (1 de agosto), Nakany Kanté (23 de agosto) o Ladilla Rusa + Pin & Pon DJs (que cierra el ciclo el 30 de agosto).

El programa cuenta con una inversión total de cerca de 250.000 euros, de los cuales 165.000 los aporta la administración y el resto provienen de taquilla, barra y patrocinio.

El ciclo ofrecerá de jueves a domingo actuaciones en directo al aire libro con un aforo reducido de un máximo de 400 personas en el patio de armas del castillo de Montjuïc, que empezarán el 2 de julio y terminarán el 30 de agosto.

El festival ofrece un cartel ecléctico con precios que oscilan entre 12 y 15 euros, que refleja la diversidad de las 73 salas de toda Cataluña que forma parte de la ASACC, de las cuales 42 están en la ciudad de Barcelona y 27 tienen un aforo de menos de 250 personas.

Los objetivos de Sala Barcelona son "dar visibilidad y apoyo a las salas de pequeño formato (menos de 250 personas), destinando parte de la recaudación a aquellos espacios en riesgo de cierre" por culpa de la crisis sanitaria, así como ofrecer actuaciones al público habitual de estas salas y reactivar los conciertos y generar actividad "entre los agentes más frágiles".

"Volver a programar en julio, cuando las limitaciones en las salas harán aún inviables muchos conciertos, es reactivar la actividad de los artistas, el personal técnico y auxiliar, los mánagers, las empresas de sonido y luz, los programadores, fotógrafos y todos los profesionales que intervienen en la creación de un concierto", ha destacado el ayuntamiento.

Los conciertos serán con el público sentado, y en una misma compra se podrán adquirir entradas para un máximo de ocho personas, que podrán acomodarse juntas en mesas y sillas del espacio, "siempre y cuando lleguen y entren juntas".

Las actuaciones contarán con medidas de seguridad para evitar las aglomeraciones (como salidas escalonadas de los conciertos), mantener la distancia de seguridad, dispensadores de geles hidroalcohólicos y durante el proceso de acomodación se exigirá el uso de mascarilla.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD