03-06-2020 / 0:00: h EFE

os Aires, 2 jun (EFECOM).- La recaudación tributaria de Argentina volvió a sentir en mayo pasado los efectos de la paralización de buena parte de la actividad económica por las medidas de aislamiento adoptadas ante la pandemia de coronavirus, según informaron este martes fuentes oficiales.

La recaudación impositiva ascendió el mes pasado a 499.535 millones de pesos (7.085,6 millones de dólares), lo que supuso un incremento del 12,4 % respecto al mismo mes de 2019.

Esa evolución estuvo muy por debajo de la tasa inflación, que en el quinto mes del año se habría situado en un 45 % interanual, según cálculos privados, por lo que la recaudación tributaria cayó en términos reales.

Según lo indicado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en un informe, en mayo la recaudación experimentó una mejora del 25,3 % en relación a abril último.

"La recaudación tributaria de mayo se vio afectada por la caída en el nivel de actividad asociada al aislamiento social, preventivo y obligatorio", dijo el Fisco al aludir a las medidas de confinamiento que rigen en Argentina desde el 20 de marzo.

En el informe oficial destaca el comportamiento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), un impuesto ligado al consumo y que en mayo tuvo una variación positiva de apenas el 3,6 % frente al mismo mes del año pasado.

En tanto, los ingresos provenientes del Impuesto a las Ganancias (renta) anotaron un aumento del 9,5 % en relación con mayo de 2019.

Por su parte, los recursos vinculados con el sistema de seguridad social aumentaron 11,6 % en términos interanuales.

En los primeros cinco meses del año, los ingresos tributarios de Argentina ascendieron a 2,3 billones de pesos (32.624,1 millones de dólares), con un incremento del 28,3 % en comparación con igual período de 2019.

La recaudación impositiva del país suramericano totalizó el año pasado unos 5 billones de pesos (unos 70.922 millones de dólares), lo que supuso un aumento del 48,5 % respecto a 2018.

La economía argentina se encuentra en recesión tras el estallido de una crisis cambiaria en abril de 2018 que luego se contagió a otros sectores y derivó en una caída generalizada de la actividad y el consumo, con alta inflación, un cuadro que se ha profundizado en 2019.

Para 2020, consultoras privadas vaticinaban inicialmente una contracción económica del 1,2 %, pero tras la irrupción de la pandemia los pronósticos han empeorado sustancialmente, hacia una caída cercana al 7 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD