02-06-2020 / 14:04 h EFE

El inicio de la desescalada y la incipiente reactivación de la actividad se ha traducido en Aragón en un leve descenso del paro en mayo, en 685 personas, y en un aumento de la afiliación a la Seguridad Social, en 9.886 cotizantes, y del número de contratos, hasta 30.035.

Según los datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de desempleados bajó un 0,86 % respecto a abril, hasta un total de 78.529 parados, aunque respecto a mayo de hace un año ha crecido en 17.798 personas, un 29,31 %.

Respecto a abril, el desempleo ha descendido en las tres provincias aragonesas, en términos absolutos más en la de Zaragoza, en 479 personas, un 0,77 %; seguida de Huesca, donde ha caído en 205 desempleados, un 1,98 %; y Teruel, en 1, un 0,02 %. De esta forma, el número total de parados registrados en Zaragoza se ha situado en 61.862, en Huesca en 10.149 y en Teruel en 6.518.

De los 78.529 desempleados registrados en las oficinas de empleo en Aragón a final de mayo 45.368 son mujeres, lo que representa el 57,77 % de la cifra total de personas en paro, y 33.161 hombres, el 42,23 %.

Por sectores, el paro bajó en la agricultura (en 424 personas), la construcción (310) y los servicios (139), mientras que subió entre las personas sin empleo anterior (174) y en la industria (15).

Así, de los 78.529 parados totales en Aragón, el mayor número se concentra en los servicios, 55.449 (el 70,6 %), seguido de la industria (9.004), del colectivo sin empleo anterior (5.775), construcción (5.134) y agricultura (3.167).

En el contexto autonómico, el paro bajó en mayo en siete comunidades (Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Galicia, La Rioja y Murcia) en la ciudad autónoma de Melilla, mientras que aumenta en el resto.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, en mayo aumentó en 9.866 personas respecto a abril, el 1,78 %, con lo que la cifra de afiliados se situó en 564.342, aunque en relación con el mismo mes del año anterior, ha disminuido en 18.503 (un 3,17 %).

En mayo se firmaron en Aragón 30.035 contratos, 11.065 más que un mes antes, lo que supone un repunte del 58,33 %. Respecto al mismo mes de 2019, se firmaron 35.898 contratos menos, lo que representa un desplome del 54,45 %.

Para la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, estas cifras apuntan al "arranque" de un horizonte de salida de la crisis del coronavirus, un "aliento y esperanza" para seguir trabajando y que el paro continúe bajando como tendencia más allá de un solo mes.

Unas cifras "amables", ha dicho Gastón, aunque ha incidido en que hay que ser "realistas" porque todavía son un punto superior a los datos de dos años atrás.

Para CEOE Aragón, el inicio de la reactivación económica ha logrado una "leve" reducción del paro en mayo, pero para que esta recuperación se consolide y agilice ha reclamado políticas públicas que favorezcan la liquidez de las empresas, flexibilicen la aplicación de los ERTE e impulsen el consumo.

Para la patronal, la reducción del paro "parece mostrar que Aragón está frenando el impacto laboral" de esta crisis, tras su "fuerte choque inicial", pero la gravedad del problema se constata en el aumento interanual del número de desempleados y en el número de afectados por ERTE, que es la herramienta efectiva para contener el desempleo y potenciar las posibilidades de reactivación con menor pérdida de puestos de trabajo y empresas".

Por su parte, el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, ha advertido de que las empresas y autónomos siguen necesitando apoyo para salvar esta crisis, ya que aunque ha bajado el paro de forma leve en mayo, se han destruido 11.500 empleos, persisten los ERTE y numerosos negocios están aún cerrados.

Así, ha reclamado medidas "reales", porque las empresas siguen necesitando liquidez y los créditos ofrecidos por el Gobierno "no resuelven todas las dificultades que enfrentan las pymes y los autónomos".

Para UGT, los datos "empiezan a ofrecer mayor definición y estabilidad" pero que, a su juicio, están ligados a motivos estacionales, sobre todo a la agricultura y con "tímidos avances" en actividades como la construcción o los servicios, paralizados totalmente con la crisis sanitaria.

En este contexto, el sindicato ha defendido prolongar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante el tiempo necesario en aquellos sectores que no puedan volver a la actividad por razones normativas tras el estado de alarma por la pandemia de COVID-19.

Una demanda en la que ha coincidido CCOO, que ha valorado la caída del paro en mayo en Aragón, gracias a las medidas impulsadas en el marco del diálogo social, pero ha incidido en la necesidad de estímulos a la economía para afrontar la transición ecológica a un nuevo modelo productivo que genere riqueza y empleo de calidad.

CCOO ha insistido en que es imprescindible continuar aplicando medidas económicas y laborales que protejan a las personas que han perdido el empleo, no pueden acceder a uno o se han visto afectados por una reducción de ingresos, y ha destacado la aprobación del Ingreso Mínimo Vital, una medida que responde a una reivindicación sindical para crear una renta mínima que proteja a las personas sin ingresos y en riesgo de exclusión social.

Además, tanto Gastón como los sindicatos y las organizaciones empresariales han valorado la firma ayer mismo de la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica para que Aragón afronte los retos que tiene por delante para la reactivación económica y social, en contraste con la confrontación política nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD