04-04-2020 / 17:40 h EFE

La práctica totalidad de las asociaciones que agrupan a todo el tejido cultural español proponen al gobierno 52 propuestas para hacer frente, entre otras, a la suspensión, entre marzo y mayo 2020 de unas 30.000 funciones, lo que supondrá unas pérdidas superiores a los 130 millones de euros y que podrían incrementarse.

En este documento conjunto las 33 asociaciones firmantes reclaman a las administraciones, a través de 52 propuestas, una batería de medidas extraordinarias que permitan afrontar los efectos derivados de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

En concreto, la batería de medidas propuestas incluye un programa de acciones en ámbitos como la contratación pública y otras relacionadas con la Seguridad Social, la financiación empresarial, las concernientes a las subvenciones públicas, los impuestos y otras encaminadas al fomento del sector.

Las asociaciones profesionales piden la "reprogramación" de las actuaciones suspendidas temporalmente, el pago anticipado de al menos una parte de las actuaciones aplazadas y la ejecución íntegra del presupuesto de gasto en artes escénicas consignado por parte de las diferentes Administraciones públicas para este ejercicio 2020.

Asimismo, reclaman la revisión y modificación de los programas que impulsan las redes autonómicas de exhibición y PLATEA, el abono inmediato de las facturas de servicios prestados, la formalización de las actuaciones aplazadas y una aclaración sobre la extensión del "concepto de fuerza mayor en los contratos públicos".

Y lo hacen porque el sector cultural, además, aún no se ha "recuperado económicamente del impacto de la crisis de 2008" y "buena parte de la producción se sitúa en manos de pequeñas empresas, colectivos, o autónomos para los que el margen de beneficio es un desiderátum inalcanzable. Por añadidura, los recursos financieros del conjunto del sector son muy pequeños".

El documento reconoce también que, pese a que se han presentado "medidas económicas audaces y extraordinarias", estas no son suficientemente "específicas" ni garantizan una respuesta adecuada para un sector al que caracteriza su "estacionalidad" e "intermitencia".

El actual modelo de reparto competencial en materia cultural, añaden, "puede diluir las responsabilidades sobre nuestra situación en todos los niveles administrativos".

Las entidades firmantes suman otras reivindicaciones, como la modificación en las cuotas a la Seguridad Social (tanto para los autónomos como para los trabajadores), y el aplazamiento del pago de estas cuotas durante un tiempo tras la reanudación de la actividad. De forma complementaria, consideran vital "permitir la compensación por pérdida a las empresas y profesionales autónomos del sector artístico sin tener que acreditar una reducción significativa".

En ese mismo capítulo, proponen el "acceso al subsidio por desempleo para aquellos trabajadores de la cultura, que acrediten, al menos, la realización de 20 actuaciones en el último año y/o que acrediten una cotización en el plazo de los últimos 6 años o desde la última solicitud de alguna prestación de desempleo, equivalente a 80 días cotizados en alta o alta asimilada".

Y también solicitan que se agilice el pago de las subvenciones concedidas, que se impongan criterios de flexibilidad en las convocatorias que están actualmente en fase de ejecución y/o de justificación, un incremento de las partidas destinadas a las subvenciones públicas y que se proceda a la convocatoria de las subvenciones correspondientes a 2020 contemplando la situación actual.

En cuanto a la modificación de las convocatorias en marcha reclaman la necesidad de su adecuación al contexto actual a través de diversas disposiciones; reutilizando los fondos remanentes de las ayudas a giras y a festivales para otras líneas, y considerando que "las funciones realizadas dentro del programa PLATEA cuenten dentro de las ayudas a gira".

La reducción del IVA e IGIC en el precio de las entradas y las contrataciones artísticas, el aplazamiento de la deuda tributaria, la reducción del impuesto de sociedades, la reducción del IBI durante varios ejercicios fiscales y de las tasas de ocupación de la vía pública para las artes y los/las artistas de calle son otras de las medidas que consideran oportunas en esta situación de excepcionalidad.

En cuanto a las acciones expuestas en el capítulo de fomento del sector, el documento se sitúa en un escenario a medio plazo, en el que la reapertura de espacios y la vuelta a la producción de espectáculos y eventos "pondrá una vez más de manifiesto las difíciles circunstancias que el sector ya padeció tras la crisis del 2008.

Algunas de las entidades que integran la Mesa del sector de las Artes Escénicas y la Música / COVID-19 son la Academia de las Artes Escénicas de España, la Asociación de Directores de Escena de España, la Asociación de Empresas de Circo de Creación, la Asociación de Promotores Musicales, la Asociación de Teatros, Festivales y Temporadas de Opera y la Plataforma Estatal por la Música y la Unión de Actores y Actrices.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD