04-03-2020 / 18:41 h EFE

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un expresidente de la Asociación Empresarial del Aljarafe (AEA) a tres años y dos meses de cárcel por estafar a su exmujer, a la que intentó quitar "todos sus bienes inmuebles" con la ayuda de otras dos personas y "todo tipo de artimañas".

En la sentencia, fechada el 17 de febrero y a la que ha tenido acceso Efe, la Sección Tercera castiga a S.E.L.G. por estafa y falsedad en documento público, igual que a P.L.C. y M.D.N., en estos casos a tres años de prisión, y estima la atenuante de dilación indebida pero rechaza la de reparación del daño.

También declara extinguida la responsabilidad criminal de un cuarto acusado, F.A.C., fallecido en noviembre de 2019 y representado por el abogado José Estanislao López.

La pena es mayor para S.E.L.G. porque "fue el artífice de la trama y el principal beneficiario" de unos hechos que "revisten una especial gravedad", ya que aprovechó su conocimiento sobre "la situación y posesiones" de su exesposa, con la que en 2002 pactó separación de bienes y de la que se divorció en 2009, "para intentar desapoderarla de todos sus bienes inmuebles".

La Sala destaca la "meticulosa ideación del plan" y le atribuye la "mayor perversidad" porque "llegó a convertir en una pesadilla la vida" de su exmujer, contra la que llegó a interponer una querella por coacciones por medio de otro de los acusados.

Además, "la obligó a una actitud vigilante", hasta el punto de que la víctima "consultaba la titularidad de sus propiedades cada quince días", a pesar de lo cual "ninguna reparación económica ha interesado".

El tribunal considera probado que en 2010, cuando era presidente de la AEA, S.E.L.G. "urdió un plan" para "privar" a su exmujer de la "legítima propiedad" de una finca urbana en Mairena del Aljarafe (Sevilla) y otra en Isla Canela (Huelva), para lo cual "se puso de acuerdo" con los otros procesados.

El 12 de enero, F.A.C. otorgó un poder para vender fincas de su propiedad a favor de P.L.C. pero después "se sustituyó" su nombre por el de la víctima, que quedó "como poderdante".

El 26 de febrero, M.D.N. y P.L.C. comparecieron ante un notario de Alcalá de Guadaíra con el poder "adulterado" y elevaron a pública la venta de los inmuebles a Versatilidad de Servicios y Productos, de la que el primero era administrador único.

El precio, 396.000 euros, se representó mediante un talón a favor de la exmujer contra una cuenta de otra sociedad, Mejorando Calidad de Vida, de cuyos fondos sólo podía disponer M.D.N.

Ese talón fue rellenado "parcialmente" por S.E.L.G. pero "jamás" se entregó a su expareja, que impidió que las fincas fuesen inscritas en el Registro de la Propiedad porque advirtió la maniobra e indicó al notario que el poder no era auténtico.

La Sala considera probado que las dos empresas involucradas son sociedades instrumentales que "en realidad pertenecían" a S.E.L.G., quien nombró "como testaferro" a M.D.N., "el cual actuaba siguiendo sus instrucciones".

Este acusado explicó en el juicio que S.E.L.G. era "un buen cliente" de su inmobiliaria y admitió que estaba "un poco obnubilado" por la posición del presidente de la AEA, que lo "deslumbró presentándole a directores de bancos" y metiéndolo "en un ambiente que de otro modo no le habría sido accesible".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD