03-03-2020 / 18:20 h EFE

La tasa de riesgo de pobreza de las mujeres en Cataluña es del 24,1 %, seis puntos porcentuales por encima de la de los hombres, que se sitúa en el 18,4 % y corrobora que ellas, sobre todo las mayores y viudas, continúan siendo el colectivo más vulnerable.

Así se desprende del informe "Las Mujeres en Cataluña 2020" elaborado el observatorio de la Igualdad de Género de la Generalitat, que ha presentado este martes en rueda de prensa la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, con datos sobre el riesgo de pobreza que llegan hasta el año 2018.

De acuerdo con el estudio, la brecha salarial entre ambos sexos en relación al salario bruto anual es del 23 %, mientras que en horas trabajadas se reduce al 14,9 %.

Por eso, las mujeres que más sufren estas desigualdades son las de edad avanzada y viudas, así como las jóvenes porque, tal como ha explicado Budó, han cotizado menos a lo largo de su vida.

Precisamente el ámbito laboral es uno de los focos de la campaña que ha presentado el Govern de cara al Día Internacional de la Mujer, el próximo domingo 8 de marzo, bajo el lema "Queremos los mismos derechos. No te calles. Somos el 8M".

"Interpelamos a las empresas, que son las que más pueden hacer por erradicar la brecha salarial, y también a las instituciones, que tenemos que hacer más por conseguir la plena igualdad", ha apuntado la presidenta del Instituto Catalán de las Mujeres, Laura Martínez.

La dirigente del organismo ha enfatizado que el objetivo es "romper el espejismo de la igualdad que hay en muchos sectores, donde se ha querido dar la sensación de que ya teníamos la igualdad real y efectiva", ya que, ha recalcado, la equidad "está en la ley pero no en nuestras casa, en la calle ni en los puestos de trabajo".

El informe también revela que cada año más de 20.300 mujeres sufren asedio en el trabajo y que sólo el 35,6 % llega a cargos directivos y de gerencia pese a que más de la mitad -el 57,2 %- obtiene titulaciones universitarias.

Por otro lado, en el sector de la política siguen predominando los hombres, que ocupan el 66 % de los cargos electos municipales frente al 44 % de mujeres, quienes se reducen incluso a un 22 % en el caso de las alcaldesas.

Lo mismo ocurre con las conselleras de la Generalitat y las diputadas en el Parlament, que representan un 35,3 % y un 42,2 %, respectivamente.

Asimismo, el Índice de Igualdad de Género de Cataluña se situó en 2017 en los 70,9 puntos, lejos del 100 que equivale a la plena equidad pero ligeramente por encima del 70,1 de la media española y por delante del 67,4 del conjunto de Europa.

"En 2005 era del 60,4 ,lo que nos dice que la tendencia es que se vayan reduciendo las desigualdades pero que todavía no han disminuido de forma suficiente", ha recalcado Budó, quien ha concluido que estos datos "contrastan con la realidad".

Tal como ha denunciado, "pese al reconocimiento legal del derecho a la igualdad, la lucha contra la violencia machista y una mayor sensibilización, las mujeres continuamos sufriendo discriminación", por lo que ha abogado por poner el foco también en "el combate a los mensajes negacionistas que se están dando por parte de la extrema derecha".

El informe aborda además otros indicadores, como la percepción del estado de salud, y demuestra que el 73,2 % de las mujeres la ven de forma positiva frente al 81,6 % de los hombres.

En relación al deporte, concluye que ellas suponen sólo el 25,5 % del total de licencias federativas en Cataluña, pese a que, cuando son niñas, el porcentaje de niños y niñas que practican juegos deportivos escolares es similar: del 51,4 % en el primer caso y del 48,6 % en el segundo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD