22-01-2020 / 22:00 h EFE

Los habitantes de una amplia franja de la frontera entre Colombia y Venezuela se encuentran sometidos a un "feroz control" de grupos armados ilegales que operan con total "descaro" e impunidad, advirti este mircoles la organizacin Human Rights Watch (HRW).

El organismo present hoy el informe "Los guerrilleros son la polica: Control social y graves abusos por parte de grupos armados en el departamento colombiano de Arauca y el estado venezolano de Apure", que documenta los crmenes del Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN), de una disidencia de las FARC y de las venezolanas Fuerzas Patriticas de Liberacin Nacional (FPLN).

La poblacin de la zona "est en una situacin de indefensin total, pues la ley y el orden lo imponen estos grupos ilegales que operan con una impunidad total", dijo a Efe en Bogot el director ejecutivo para las Amricas de HRW, Jos Miguel Vivanco, al comentar las conclusiones del estudio.

NUMEROSOS CRMENES Y ABUSOS

Para constatar la situacin HRW visit en agosto pasado Arauca, en el este de Colombia, donde entrevist a 105 personas, incluidos lderes comunitarios, vctimas de abusos y sus familiares, trabajadores humanitarios, defensores de derechos humanos, funcionarios judiciales y periodistas.

Con los testimonios, segn el director regional del organismo, determinaron que "la situacin es pavorosa y la gente est aterrada" pues "los grupos armados no estatales usan la violencia para controlar su vida cotidiana", mediante amenazas, secuestros, trabajo forzado, reclutamiento de nios, asesinatos y abuso sexual.

"Los residentes en Arauca y Apure viven con miedo" porque las organizaciones criminales "reclutan a sus hijos e imponen sus propias reglas, amenazan a los residentes y castigan a quienes desobedecen, incluso con asesinatos o meses de trabajo forzado, limpiando caminos o cocinando" para ellos, generalmente en campamentos instalados en Venezuela, afirm Vivanco.

Las reglas, que las organizaciones criminales informan a travs de megfonos o letreros en las carreteras, incluyen toques de queda, "prohibiciones de violacin, robo y asesinato" y regulaciones que rigen las actividades cotidianas como la pesca, el pago de deudas y los horarios de funcionamiento de bares.

Bajo ese rgimen, sostiene HRW, el ao pasado 16 civiles fueron ejecutados y sus cuerpos hallados con carteles en los que los acusaban de ser "informantes", "violadores", "traficantes de drogas" o "ladrones".

IMPUNIDAD TOTAL

HRW enfatiz hoy en que "los grupos operan con una impunidad casi absoluta en ambos lados de la frontera" e incluso en Venezuela existe connivencia con las fuerzas de seguridad y las autoridades locales.

Para Vivanco la situacin es de "extrema gravedad" porque la "posibilidad de justicia es irrisoria, no hay una mnima expectativa de justicia en Arauca" ante la falta de recursos humanos y tcnicos para investigar los delitos.

"En algunos municipios solo hay un fiscal para atender cientos de casos", indic.

Segn el estudio, aunque Colombia ha tratado de arrebatar el poder a los grupos armados los abusos siguen impunes, mientras en Venezuela la situacin es peor porque las guerrillas "parecen sentirse an ms libres para operar".

Vivanco aadi que en Colombia la seguridad militar en la zona le da "prioridad" a resguardar la infraestructura petrolera y no a la poblacin, lo que deja amplias reas desprotegidas, donde, segn dijo un agente policial a Human Rights Watch, las guerrillas "son la polica".

RIESGO PARA MIGRANTES VENEZOLANOS

HRW mostr especial preocupacin por los migrantes venezolanos que llegan a Arauca huyendo de la crisis en su pas y que por ignorar las "reglas" de los grupos armados se cuentan entre las vctimas de asesinatos.

Entre enero y noviembre de 2019 la Polica de Colombia contabiliz 30 venezolanos asesinados en Arauca, muchos de ellos, segn lderes comunitarios, por violar las "reglas".

Adems, hay testimonios de venezolanas explotadas sexualmente, lo que HRW describe como una grave muestra de la trata de personas en la regin.

Colombia y Venezuela, que no tienen relaciones diplomticas desde febrero de 2019, comparten una frontera de 2.219 kilmetros, donde operan grupos guerrilleros, bandas criminales herederas de los paramilitares, contrabandistas, narcotraficantes y delincuentes comunes.

Vivanco lament que tras el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, firmado en noviembre de 2016, el vaco dejado por la guerrilla en regiones como Arauca no lo llen el Estado sino distintas organizaciones criminales que siguen cometiendo numerosos abusos y crmenes.

De hecho, dice el informe, cuando las FARC declararon un alto el fuego en 2015 para avanzar en las conversaciones de paz, el Gobierno registr 96 homicidios en Arauca, cifra que ascendi a 161 entre enero y noviembre de 2019.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD