17-12-2019 / 15:20 h EFE

Las pymes extremeñas tienen menor propensión a la exportación respecto a la media nacional, pues un 22 % lo hace frente al 32,5 % en España y, además están menos digitalizadas, aunque su situación ha mejorado.

Así lo revela el tercer Informe de la Fundación para el Análisis Estratégico y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa, FAEDPYME Extremadura 2018.

De las más de 68.000 pymes en la región, el 95 por ciento son micropymes -menos de diez trabajadores- y la mayor parte de sus dirigentes son hombres, con un 82 % de los casos en estas empresas, que tiene una edad promedia de 13 años.

La Facultad de Empresa, Finanzas y Turismo ha acogido este martes la presentación de este estudio realizado por el Grupo de Investigación Emturin de la Universidad de Extremadura (UEX), en el que han colaborado la Fundación Xavier de Salas, la Consejería de Economía, Ciencia e Innovación, Fundecyt-PCTEX, el Ayuntamiento de Almaraz y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Extremadura.

Se trata de un análisis estratégico de las pymes que se realiza internacionalmente en unos 22 países y que en la región lo lleva a cabo la UEx.

Otras de las conclusiones detectadas en Extremadura es que cuanto mayor tamaño tienen las empresas mejor compiten y que su rendimiento ha mejorado, pues hay expectativas de creación de empleo y de ventas positivas.

Según el codirector técnico del proyecto en Extremadura, Manuel Almodóvar, el uso de ciertos programas específicos de gestión de clientes y de producción y el uso de plataformas de comercio electrónico, sobre todo, es menor que en el resto del país, algo fundamental porque “quita una vía directa de exportación”.

Así, ha apostado por ciertas ventajas fiscales para las exportaciones, incluso por unas “vacaciones fiscales”, así como que el sector privado dé el paso para beneficiarse.

“Hemos detectado que no se están aprovechando lo suficiente las facilidades que se dan a nivel de la administración pública, tanto Junta como Ministerio”, ha expuesto Almodóvar.

Badajoz, Don Benito-Villanueva y Tierra de Barros son las zonas donde mayor número de pymes hay en la región, frente a la escasez en la capital cacereña, que necesita un impulso a nivel empresarial, según el director técnico de Faedpyme Extremadura, Antonio Fernández.

“Llama la atención el caso de Cáceres, es una de las capitales de provincia que menor ratio tiene de empresas por población, hay que intentar impulsarlo, es un problema que se arrastra desde hace tiempo”, ha expuesto.

En este sentido, culpa de la situación a la falta de agilidad a la hora de expedir licencias y ver el punto de vista positivo de lo que una empresa genera a nivel económico, de empleo y desarrollo.

Respecto a la edad de las pymes extremeñas, Fernández ha afirmado que los trece años entran dentro de lo normal, puesto que el 90 por ciento de las empresas mueren en los dos primeros años de existencia por la falta de recursos y las trabas burocráticas.

“Son empresas muy pequeñas, necesitamos que crezcan para que tengan mayor poder de crecimiento, de creación de empleo, y mayor posibilidad de competir en mercados internacionales”, ha señalado Fernández.

Para ello, ha abogado por quitar trabas burocráticas y apoyarlas con el desarrollo de infraestructuras no solo en el ámbito de la comunicación, sino también tecnológicas.

A su juicio, en las zonas rurales hay “serios problemas de conexión”, lo que hace que el porcentaje de digitalización sea menor que en el resto del país, aunque ha mejorado “un poco” respecto al anterior informe.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD