17-12-2019 / 13:01 h EFE

La economía de Castilla-La Mancha se ha estabilizado en el tercer trimestre del año, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,1 por ciento, superior a la media española, que permite que la comunidad autónoma afronte el fin de año con perspectivas de acabar con las previsiones asignadas.

Así lo ha indicado este martes el director del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha, Mario Javier Donate, en la presentación de los datos del tercer trimestre del año de este informe, del que ha destacado que el crecimiento de la economía castellanomanchega se ha estabilizado.

En comparación con lo que pasó en el primer y el segundo trimestre del año la economía de la región está algo más estable, como consecuencia de la fortaleza de la demanda interna y de un crecimiento del consumo, así como de un importante aumento de las exportaciones.

Así, de un primer trimestre en el que se creció al 2,6 por ciento el crecimiento cayó en el segundo al 2,2 por ciento, lo que invitaba a pensar que en el tercero iba a continuar la caída, aunque finalmente solo ha caído una décima, situándose al 2,1 por ciento.

"Eso es muy positivo", ha afirmado Donate, que ha añadido que este dato permite aventurar que al final del año Castilla-La Mancha estará en las previsiones que apuntaba a un crecimiento anual del 2,2 o del 2,3 por ciento.

Además, Castilla-La Mancha está creciendo por encima de la media española y es una de las comunidades autónomas que más está creciendo, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha apuntado Donate.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD