02-12-2019 / 12:12 h EFE

as, 2 dic (EFECOM).- El Tribunal de Apelaciones de Atenas anunció este lunes las penas -entre 6 y 15 años de cárcel- para los 22 condenados por lavado de dinero y soborno en relación con el caso Siemens, uno de los mayores escándalos de corrupción en Grecia ocurrido a finales de la década de los noventa.

El tribunal condenó a 15 años de cárcel a la entonces cúpula de Siemens, tanto a la internacional como a la división griega.

Las pena afecta, entre otros, a Heinrich von Pierer, CEO de Siemens entre 1992 y 2005, quien dimitió de su cargo en 2007 como consecuencia del escándalo y se encuentra en Alemania, por lo que Grecia debería pedir su extradición si quiere encarcelarlo.

Las mismas condenas han sido dictadas para los dirigentes de Siemens Hellas Mijalis Jristoforakos (presidente), Pródromos Mavridis (director general) y Jristos Karavelas (director financiero).

Jristoforakos y Karavelas han huido de Grecia: el primero ha huido en Alemania, donde un tribunal le condenó a dos años de cárcel por ese delito, y el segundo está en paradero desconocido.

Otros siete ex altos cargos de la multinacional germana en Grecia y Alemania fueron condenados a penas entre 6 y 13 años.

El tribunal condenó asimismo a exdirectivos de la entonces compañía pública de teléfonos OTE, a penas de 12 a 15 años.

Otros cuatro empresarios y banqueros que sirvieron de intermediarios fueron condenados a penas de hasta 14 años, mientras que la esposa de Karavelas, Marta, obtuvo 13 años de cárcel.

Según el acta de acusación, en 1998 Siemens distribuyó unos 37,5 millones de euros en sobornos para conseguir el contrato de suministro de tecnología digital a OTE y, posteriormente, otros 9,5 millones de euros para ampliar dicha relación comercial.

En total fueron acusadas 64 personas. Durante los tres años que duró el juicio y los 14 que se prolongó la instrucción del caso murieron diez de ellas. El resto ha sido absuelto porque los delitos que se les imputaban han prescrito.

El escándalo Siemens estalló en Alemania en 2005 con la revelación de que la empresa había pagado 1.300 millones de euros en sobornos en el periodo 1999-2005 para lograr diversos contratos en varios países.

De esa cantidad, 130 millones se repartieron entre políticos y altos cargos en Grecia.

Hasta ahora el único político que ha sido responsabilizado es el exministro de Transportes y Telecomunicaciones Tasos Mandelis, quien en 2017 fue condenado a ocho años de prisión, con suspensión de cumplimiento de la pena, por lavado de dinero.

Desde 1990, Siemens era el proveedor casi exclusivo de productos de alta tecnología para el Estado y las empresas públicas en Grecia.

Además del contrato con OTE, la empresa alemana adquirió los contratos para proveer el sistema de seguridad de los Juegos Olímpicos de Atenas y varios sistemas de tecnología avanzada de las Fuerzas Armadas helena.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD