23-11-2019 / 19:49 h EFE

El viento ha dejado rachas de hasta 107 kilómetros este sábado en Cantabria y ha provocado casi un centenar de incidencias, sobre todo por caídas de árboles, cables o piedras que han llegado a cortar carreteras aunque no se han registrados daños personales ni sucesos de gravedad.

El Centro de Atención de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido, entre las 07.00 y las 18.00 horas, 200 llamadas por los efectos del viento, que han derivado en la coordinación de 93 incidencias.

Según explica en un comunicado, la mayoría han sido por cables telefónicos caídos, postes de luz inclinados, ramas, árboles caídos y piedras en la calzada que cortaban carreteras autonómicas o nacionales.

Esta tarde se encontraban ya todas abiertas tras la intervención de Mantenimiento de Carreteras, salvo algún carril cortado regulado en la CA-270, la CA-181 y la CA-184 que no impedía el paso de vehículos.

Además de en las carreteras, se han registrado incidencias en distintas localidades. En Santander un árbol ha caído sobre una casa en Peñacastillo, sin que haya habido que lamentar heridos y también se ha caído con el viento una parte de la torre de refrigeración de la Residencia de Cantabria.

El resto de las incidencias en Santander han sido caídas de cascotes de fachadas, desprendimientos de chapas de tejados o contenedores volcados.

Otras incidencias significativas en la región han sido el desprendimiento de fachada que ha afectado a un vehículo en Astillero, tablas de obra caídas en un tejado en Castro Urdiales, tejas sueltas en una vivienda en Colindres, o láminas desprendidas del tejado de una gasolinera en Arnuero, chapas sueltas con riesgo de caída en Polanco, una persiana caída a la vía pública y cascotes caídos de una cornisa en Torrelavega, una señal de obra en la calzada de la N-634 a la altura de Cabezón de la Sal, y cubiertas de plástico sueltas en Suances.

El 112 destaca que los efectivos de emergencias del Gobierno de Cantabria y agrupaciones de voluntarios de Protección Civil llevan trabajando todo el día en la respuesta a estas incidencias "con sus esfuerzos centrados en recuperar la normalidad".

Además esta mañana ha sido rescatado por Cruz Roja el tripulante de un catamarán a la deriva en la playa de La Concha, en Suances, junto a su perro.

Cantabria ha estado en alerta amarilla por viento fuerte hasta las 13.00 horas y en el litoral sigue activado, hasta la medianoche, el aviso amarillo por fenómenos costeros adversos, una vez desactivado a las 17.00 el nivel naranja.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, durante la madrugada y a primera hora de esta sábado se han registrado rachas de viento de hasta 103 kilómetros en Santander, 107 en Tresviso, 101 en Torrelavega y 94 en Castro Urdiales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD