14-11-2019 / 12:21 h EFE

La intensa lluvia y el fuerte viento que azotó esta mañana las instalaciones deportivas de A Madroa obligaron al entrenador del Celta de Vigo, Óscar García Junyent, a trasladar al gimnasio la sesión de entrenamiento que tenía previsto realizar su plantilla.

Los futbolistas celestes realizaron ejercicios en el gimnasio y tan solo saltaron al césped los lesionados Santi Mina y Rafinha Alcántara, que dieron un par de vueltas al campo acompañados del recuperador Pedro Docampo.

El mal estado del césped del campo donde habitualmente entrena el primer equipo ya obligó al cuerpo técnico a trasladar el entrenamiento matutino del pasado martes al campo donde suele ejercitarse el filial celeste.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD