22-09-2019 / 15:50 h EFE

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha señalado que la frontera norte de Benzú que separa la ciudad de Marruecos no se volverá a abrir por "motivos de seguridad" después de la entrada masiva de 155 inmigrantes el pasado día 30 de agosto.

La entrada produjo numerosos desperfectos tanto en el vallado fronterizo como en las infraestructuras de la Guardia Civil, por lo que temporalmente se decretó el cierre de la aduana para arreglar esta situación.

En declaraciones a los periodistas, la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, ha dejado claro que el paso no se abrirá "por razones estrictas de seguridad".

Salvadora Mateos ha señalado que si por esta frontera "pasaban pescado, verduras y otras cosas y ahora estamos apostando por una Ceuta segura el que se pasen por allí alimentos sin control es algo ilógico".

Por este motivo, ha indicado que la seguridad sólo se puede mantener "si a todos se les hace el mismo control por la frontera del Tarajal".

Beliones es una población de unas 500 personas en el lado marroquí, los cuales hasta ahora tenían una autorización especial para entrar y salir de Ceuta por esta aduana, algo que deberán hacer ahora por la aduana sur del Tarajal, distante unos 14 kilómetros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD