21-09-2019 / 18:19 h EFE

La Policía de Nicaragua se desplegó este sábado en las principales vías de acceso a Managua y en diferentes puntos de la capital en espera de una marcha opositora denominada "Nada está normal", convocada en el contexto de la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde hace 17 meses.

Agentes del orden colocaron retenes en las carreteras que conectan a los municipios del interior del país con Managua, donde detenían automóviles, microbuses y autobuses y registraban a los pasajeros, según diversos videos difundidos en las redes sociales.

Además, las autopistas principales, rotondas y diversas intersecciones de Managua fueron ocupadas por agentes antidisturbios y de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP) desde tempranas horas de la mañana, según pudo constatar Efe.

Cientos de patrullas de agentes policiales fueron especialmente visibles en los primeros kilómetros de la carretera que conecta Managua con Masaya, al sureste, una de las principales autopistas de la capital, y donde está prevista la marcha opositora.

La Policía también ocupó el centro actual de Managua y las inmediaciones de la Universidad Centroamericana, de propiedad jesuita, cuyo campus ha servido para protestas antigubernamentales protagonizadas por estudiantes en los últimos meses.

La Unidad Nacional Azul y Blanco y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, dos de las agrupaciones opositoras más visibles de Nicaragua, convocaron este sábado a una marcha a las 11.00 horas (17.00 GMT) para reclamar el restablecimiento de los derechos constitucionales en el país, que vive su peor crisis sociopolítica en décadas.

Con la manifestación los opositores pretenden exigir "el cese de la represión y el asesinato de campesinos, la liberación de más de 120 presos políticos y el retorno con garantías de los exiliados", además de conmemorar el aniversario de la muerte de Matt Romero, un "adolescente asesinado por la dictadura el 23 de septiembre de 2018", según la convocatoria.

La marcha, bajo el lema "Nada está normal", fue convocada a pesar de que la Policía Nacional mantiene desde hace un año una estricta prohibición de toda muestra de rechazo hacia el presidente Daniel Ortega, una medida criticada por juristas independientes, ya que contradice la Constitución.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque algunos grupos elevan a 595 el número de las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD