10-09-2019 / 17:49 h EFE

El Consell de Mallorca instalará sensores para medir la emisión de malos olores de la planta de tratamiento de lodos de Calvià en las inmediaciones de la zona residencial de Costa de la Calma.

El sistema, similar al que está en funcionamiento en la zona de la incineradora de Son Reus de Palma, entrará en servicio el próximo verano, según ha informado en una nota de prensa el departamento insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente.

Con la monitorización mediante sensores de la pestilencia de la planta de lodos se regularizará un protocolo para adecuar los trabajos de la planta a las condiciones meteorológicas para reducir las molestias a los vecinos.

La titular de Medio Ambiente del Consell, Aurora Ribot, ha informado este martes de las medidas a representantes de los grupos municipales y a responsables de las asociaciones de vecinos de Calvià y la Costa de la Calma.

"Hasta el cierre definitivo de la planta, pondremos en marcha medidas reductoras de los efectos de los olores en la zona", ha dicho Ribot.

La planta de transferencia de Calvià trata en torno a 7.000 toneladas de lodos al año, el 10 % del total de Mallorca, y de enero a julio de 2019 su actividad se ha reducido en un 40 % respecto al año pasado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD