01-09-2019 / 19:50 h EFE

Un presunto bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra un centro de detención controlado por los rebeldes hutíes en el suroeste del Yemen ha causado más de medio centenar de muertos y decenas de heridos, siendo el segundo de este tipo y envergadura en apenas tres años.

La alianza árabe se ha limitado a confirmar un ataque contra "posiciones hutíes", sin informar de posibles víctimas, mientras que trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se afanan por rescatar a supervivientes de entre los escombros de los edificios prácticamente derruidos.

Siete misiles impactaron de madrugada contra una antigua universidad politécnica utilizada por los hutíes como centro de detención en Dhamar -a unos 100 kilómetros al sur de Saná-, causando al menos 50 fallecidos, una cifra que podría aumentar en las próximas horas.

"Sólo unos 50 cadáveres han sido recuperados intactos, los restos de decenas más están esparcidos por todo el complejo y sus alrededores", declaró a Efe el portavoz del Ministerio de Sanidad del Gobierno de los rebeldes, Yusuf al Haderi.

Además, un centenar de heridos han sido trasladados a un hospital de la zona.

Al Haderi afirmó que los reclusos del centro eran "prisioneros de guerra" capturados por los hutíes durante combates con las fuerzas leales al Gobierno reconocido internacionalmente, apoyado militarmente por la coalición árabe desde 2015.

Las tareas de rescate continúan en marcha en la zona y los equipos de emergencias todavía están retirando cuerpos de entre las ruinas de los inmuebles, aseveró la fuente, al insistir en que por el momento no puede ofrecer un balance de muertos "final".

Imágenes difundidas en Twitter por el director del CICR para Oriente Medio, Fabrizio Carboni, muestran varios edificios derruidos y a trabajadores de la organización humanitaria tratando de sacar de entre los escombros a las víctimas con la ayuda de una excavadora y lonas blancas a modo de camilla.

El bombardeo destruyó cinco construcciones dentro del antiguo complejo universitario, en cuyo patio yacen todavía extremidades y restos humanos, aseveró a Efe un testigo, de nombre Ahmad Yayha, por vía telefónica desde Dhamar.

Según su relato, algunos de los cuerpos pertenecen a rebeldes hutíes.

La coalición árabe liderada por Riad, donde permanece exiliada buena parte de la cúpula del Ejecutivo de Abdo Rabu Mansur Hadi, confirmó un ataque contra varios almacenes hutíes de drones y misiles, de acuerdo con la televisión saudí Al Arabiya, pero sin pronunciarse acerca de posibles víctimas.

A finales de 2016, una acción similar atribuida a la coalición causó cerca de 60 muertos y 40 heridos en un complejo controlado por los rebeldes en la comarca de Al Zaidia, al norte del puerto de la ciudad de Al Hudeida.

Las instalaciones bombardeadas en aquella ocasión incluían también un centro de detención hutí, principalmente para condenados por delitos comunes o personas en detención preventiva.

La alianza de países árabes suníes ha sido acusada en muchas ocasiones de atacar objetivos civiles, incluidos escuelas y hospitales, y de causar la muerte de decenas de personas, entre ellos niños, algo que la comandancia de la coalición siempre ha negado.

Los hutíes, que cuentan con el apoyo de Irán, controlan la mayor parte del norte y el oeste del Yemen, incluida su capital, desde finales de 2014, aunque el Ejército yemení y sus aliados han conseguido arrebatarles parte de sus dominios desde el año pasado.

Los rebeldes suelen atacar territorio saudí con misiles y, con cada vez más frecuencia, con drones, que suelen estar dirigidos contra aeropuertos y zonas pobladas de Arabia Saudí pero rara vez causan víctimas civiles.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD