14-08-2019 / 15:40 h EFE

El túnel de viento de Empuriabrava, una instalación que recrea la caída libre y cuyo consumo energético es superior al del Camp Nou, el estadio del FC Barcelona, ha optado por abastecerse a través de la compañía de renovables Bassols Energia.

El director técnico de este espacio, Jordi Meseguer, ha explicado que quienes practican las modalidades deportivas propias de estos túneles son aficionados a las actividades al aire libre y que el respeto por la naturaleza era una preocupación.

El alto consumo de la instalación, que se sitúa entre 500 y 1.200 kilovatios a la hora, ha contribuido a esta apuesta por adquirir la energía a compañías que solo comercializan renovables.

"Si muchos compramos verde obligamos a generar más", ha subrayado Meseguer, quien considera que, ante un mercado exigente, las empresas eléctricas deberán "investigar, construir y producir en plantas de energía renovable".

Este responsable del túnel de viento de Empuriabrava ha explicado que la apuesta implica un incremento de costes de entre un 3 y un 5 %, pese a que el diseño de la instalación ya incorporaba características de medidas, construcción o sistema de enfriamiento que contribuía a la reducción del consumo energético.

Esas condiciones, como el cierre en bucle para aprovechar la inercia del aire acelerado, se aplicarán también la instalación similar que esta compañía, el grupo Windoor, planea abrir próximamente en Barcelona.

El objetivo es acabar con la huella de carbono que genera una instalación de este tipo y ratificar que "el camino" adecuado pasa por incrementar el uso de renovables.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD