11-08-2019 / 16:40 h EFE

La ONG Open Arms ha subrayado que la posibilidad de que su buque entre en un puerto sin permiso por motivos humanitarios es "el último recurso" por el que optarían en una situación de emergencia extrema.

El barco Open Arms, con 160 personas a bordo, se encuentra desde hace diez días frente a la isla italiana de Lampedusa a la espera de que se le permita desembarcar, después de las negativas de los gobiernos italiano y maltés y ante la inacción del resto de países y administraciones europeas.

Esta mañana, el fundador de la ONG, Óscar Camps, ha dicho en una entrevista a RAC1 que "el Astral (otro de los buques de la organización) llegará mañana, con soporte psicológico, mediadores y otros profesionales" para que "echen una mano" al Open Arms.

"La estabilidad emocional a bordo del Open Arms empieza a ser difícil. Si no, nos veremos obligados a entrar a puerto por motivos humanitarios, con todas las trabas administrativas y judiciales que puede comportar", ha dicho.

Camps ha lanzado un mensaje de socorro, al alertar que "la situación es muy difícil de gestionar, también dentro del equipo del Open Arms".

"Nadie entiende por qué llevamos diez días a la deriva sin tener ninguna comunicación oficial de la administración, si tanto el barco como la tripulación son españoles", ha remarcado.

Fuentes de la ONG han querido matizar estas declaraciones y han asegurado: "Nuestra obligación es cuidar a los inmigrantes rescatados y resistir, entrar en un puerto sin permiso por motivos humanitarios sería el último cartucho, jamás pondremos en peligro la vida de las personas a bordo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD