25-07-2019 / 22:20 h EFE

El Govern ha creado la empresa Aigües Ter Llobregat (ATL), una empresa pública de aguas, promovida después que la Generalitat asumiera su gestión en marzo pasado, que tiene previsto invertir 150 millones de euros en cinco años para renovar y modernizar sus infraestructuras, informa la administración pública.

ATL, que abastece el agua a una población de unos 5 millones de personas, tiene previsto llevar a cabo más de 170 actuaciones con el objetivo de modernizar la red y las instalaciones de la compañía, incorporando las nuevas tecnologías para hacer una gestión más eficiente.

De los 150 millones de euros que se invertirán en el periodo 2019-2023, 15 corresponden a actuaciones que ya están en curso y destaca la ampliación de la desalinizadora de Tordera, que pasará de tener una capacidad de 20 hectómetros cúbicos al año a 80, con una inversión de 300.000 euros para redactar un proyecto que se espera esté acabado en 2022.

Estas obras se alargarán durante dos años con una inversión de 250 millones y la ampliación podría ser una realidad a principios de 2025, según estas fuentes.

En cuanto a la desalinizadora del Llobregat, la Generaitat prevé destinar 1,7 millones a las actuaciones definitivas para proteger la captación de agua de mar ante posibles temporales marítimos.

Las principales inversiones previstas para los próximos cinco años se llevarán a cabo en las dos principales potabilizadoras de ATL, la del Llobregat y la del Ter, con inversiones de 14,7 y 16 millones de euros, respectivamente.

En cuanto a la mejora de la red de abastecimiento en alta, destaca una inversión de 3 millones para mejorar la conducción entre la potabilizadora del Ter y la estación distribuidora de Trinitat, así como los 5,7 millones para adecuar la conducción entre Llobregat y la estación de bombeo de Abrera, Esparreguera, Hostalets de Pierola y El Bruc.

En este apartado, destaca la renovación de la "arteria" Sant Quirze-Can Llong con 14 millones.

También se invertirá en la rehabilitación de varios depósitos de cabecera para garantizar el abastecimiento ante posibles interrupciones del suministro.

Son los depósitos de Can Llong, en Sabadell (4,5 millones), Mataró (673.800 euros), Sant Quirze del Vallès (2,7 millones), y Masquefa (2,6 millones) entre otros.

También está previsto construir nuevos depósitos como el de Sant Andreu de la Barca, con una inversión prevista de 3,3 miliones de euros.

En 20 estaciones remotas que controlen el caudal de agua que circula por las conducciones de la red de ATL en alta, se prevé instalar 22 nuevos aparatos para mejorar el control del agua suministrada, lo que costará 1,4 millones.

Además, se destinarán 3,7 millones a la primera fase del plan director de automatización que prevé la adecuación y actualización del sistema de telemando.

La Generalitat prevé 6,4 millones para adecuar las instalaciones de la ATL a los requerimientos de seguridad corporativa a consecuencia de la designación de la empresa como operador crítico.

Aunque la mayoría de las actuaciones son para modernizar la red, también está previsto incrementar la garantía del abastecimiento del agua y se destinarán 3,7 millones a activar el abastecimiento desde la Llosa del Cavall a las comarcas del Solsonès, el Bages y Anoia.

Entre 2019 y 2023 habrá inversiones iniciales para mejorar la conducción del ámbito Penedès-Garraf desde la red Ter Llobregat para redactar el proyecto constructivo (350.000 euros).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD